Candidato del PAC confía en que no haya incidentes en ninguna mesa de votación del país

Por: Aarón Sequeira 5 abril, 2014
Luis Guillermo Solís en una reunión con observadores internacionales en el hotel Aurola Holiday Inn, en San José.
Luis Guillermo Solís en una reunión con observadores internacionales en el hotel Aurola Holiday Inn, en San José.

San José

El candidato presidencial del PAC, Luis Guillermo Solís, aseguró este mediodía que confía en el TSE como organizador y árbitro del proceso electoral de segunda ronda.

Así lo explicó tras reunirse con observadores internacionales de los comicios, reunidos en el hotel Aurola Holiday Inn, en San José.

Además, Solís dijo, más temprano, que las medidas de seguridad incluidas en las papeletas lo dejaron satisfecho, tras la sustracción de varias papeletas por parte de un empleado de seguridad del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) a mediados de marzo.

El candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC) dijo que reforzaron los fiscales en todo el país y pidió a sus partidarios que, ante llamadas anónimas para desconvocarlos, hagan caso omiso.

"No hemos descuidado nada. En la primera parte sí hubo un déficit de fiscalizadores", dijo el candidato.

Tras la cita con los observadores extranjeros del proceso electoral, Solís se refugió en su casa, en barrio Escalante, para atender reuniones con dirigencia y pasar las últimas horas antes de los comicios con su familia.

El aspirante presidencial llega a la segunda ronda prácticamente en solitario, tras el retiro de Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional, de la campaña activa el 5 de marzo.

Solís y Araya quedaron habilitados para enfrentarse en segunda ronda luego de la elección del 2 de febrero, cuando el del PAC obtuvo 30,64%

de los votos y el del PLN 29,71%, pero ninguno lo necesario (40%) para ser presidente.