Por: Aarón Sequeira 17 abril, 2015

Los diputados de la oposición aplaudieron ayer la decisión del mandatario de la República, Luis Guillermo Solís, de remover a Melvin Jiménez del cargo de ministro de la Presidencia.

La mayoría de los jefes de fracción considera que la salida del exjerarca era necesaria y esperan un sustituto con mayores capacidades de diálogo, negociación y liderazgo.

“Al PLN no le sorprende esa remoción. Se lo dijimos en persona al presidente, en presencia del ministro Jiménez, que no lo aceptábamos como interlocutor”, dijo Juan Luis Jiménez, de Liberación Nacional (PLN).

Gerardo Vargas Varela, jefe de la fracción del Frente Amplio, comentó que todos los partidos de la Asamblea Legislativa esperaban la destitución.

“Creo que Melvin Jiménez era muy bueno en muchas cosas, pero su fuerte no era la coordinación con los legisladores”, opinó Vargas.

Para el libertario Otto Guevara, Solís tardó demasiado tiempo en definir la salida del ministro, pues se le habían cerrado todos los espacios.

Con él coinciden Fabricio Alvarado y Luis Vásquez, de Restauración Nacional y la Unidad Social Cristiana (PUSC).

“Sus múltiples falencias en el cargo le hacían mucho daño al Gobierno y al país. (...) Las relaciones entre Gobierno y Asamblea están agrietadas”, expresó Alvarado.

Vásquez, quien además ejerce como primer secretario del Directorio, fue más allá y dijo que a Jiménez le hacía falta liderazgo ante otros ministros.

“Mucha gente no le hacía caso”, declaró el rojiazul.

Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), adujo: “Espero que esto signifique para el Gobierno pasar del estilo confabulatorio, lleno de oscurantismo, impuesto por Jiménez, a una negociación informada y sustantiva, además de una asesoría de calidad que requiere un presidente”.

En cuanto al relevo, los jefes de las bancadas legislativas aprovecharon para perfilar al nuevo ministro. En palabras del frenteamplista Vargas, el próximo jerarca debe construir una agenda gubernamental clara y estar en reunión permanente con los nueve partidos.

Jiménez, del PLN, recordó lo dicho por el presidente de Liberación, José María Figueres, quien sostuvo que Luis Guillermo Solís necesita “resetear” al Gobierno, lo que podría extenderse a todo el gabinete.