Por: Aarón Sequeira 11 enero, 2015

¿Cómo se entiende la reinvención del PLN con figuras que no son nuevas, como usted y Francisco Antonio Pacheco?

El ‘Nuevo Liberación’ necesita un comité ejecutivo de seis personas que tienen que trabajar como equipo. Ese equipo quiero liderarlo y voy a escoger personas que representen diferentes corrientes dentro del PLN, liderazgos independientes, que vengan de la meseta central pero también de fuera, que sean jóvenes y haya por lo menos una calva, un equipo que trabaje como tal.

Usted dice que no es hora de hablar de candidaturas, pero esto podría ser la puerta para la suya para el 2018.

He optado por reinventar a Liberación, asumiendo la responsabilidad de pedir confianza de los liberacionistas de sacar al partido del precipicio en que se encuentra y llevarlo adelante. Estoy dispuesto a dedicar alma, vida y corazón para (...) ganar la confianza. Estoy cogiendo el camino del mayor riesgo posible con respecto a una aspiración personal en el 2018. Las cosas, como decía don Pepe (Figueres, caudillo fundador del PLN), solo haciéndolas se hacen.

¿Por qué la presidencia, cuando se supone que en el PLN esperan que aspire a más?

El PLN viene de sufrir su peor derrota y no está en condiciones de presentarse a nuevas justas sin que tenga planteamientos concretos con respecto a lo que quiere hacer en este país. El PLN siempre fue parte de la solución, hoy muchos nos ven como parte de los problemas. Hay que darle vuelta y eso requiere de equipo, de trabajo, a eso voy yo.

El comité ejecutivo actual se dedicó a buscar a los responsables de esa derrota.

Yo no me voy a poner a ver para atrás. Mis energías y mi tiempo son solo para delante.

¿La sanción a Johnny Araya está bien aplicada?

Para atrás nada, para delante, todo.

¿Pero se sancionó bien?

Para atrás nada.

¿Usted piensa que Araya debe estar fuera del partido?

Yo siempre he expresado apoyo, cariño y respeto por don Johnny, y por los otros compañeros dentro del PLN. Hicieron lo mejor que pudieron y no me voy a poner a reclamarles nada.

Etiquetado como: