Gobiernos guatemalteco y hondureño piden a Costa Rica reconsiderar salida del SICA

 21 diciembre, 2015
Casi 5.000 cubanos se encuentran varados en la frontera con Nicaragua, país que tiene cerrado el paso a los isleños que van con rumbo a Estados Unidos.
Casi 5.000 cubanos se encuentran varados en la frontera con Nicaragua, país que tiene cerrado el paso a los isleños que van con rumbo a Estados Unidos.

Guatemala estaría anuente a recibir a “algunos” de los migrantes cubanos varados en Costa Rica pero “de forma gradual”.

Así lo comunicó, este lunes, el vicepresidente guatemalteco, Juan Fuentes, quien aseguró que esa es una consideración que ve “posible” el mandatario Alejandro Maldonado, sin ahondar en más detalles.

El anuncio lo hizo tres días después de que el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, suspendiera la participación de Costa Rica en los órganos políticos del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

La decisión la tomó Solís luego de que Nicaragua, Guatemala y Belice bloquearan el viernes una propuesta, presentada a la cumbre del SICA en El Salvador, para facilitar el paso de más de 6.000 cubanos que intentan llegar a Estados Unidos y que se encuentran varados en Costa Rica debido al cierre de la frontera por parte del gobierno de Daniel Ortega.

Inicialmente, Guatemala había negado el paso de los cubanos por su territorio, alegando dificultades para explicar internamente por qué a los migrantes isleños se les daría un tratamiento especial, mientras que a los centroamericanos se les ponen trabas para llegar a Estados Unidos.

Posteriormente, el 9 de diciembre, flexibilizó su postura pero la condicionó a que se debían cumplir dos garantías.

Primero, que México consignara en un documento que recibirá a los caribeños en su territorio y segundo, que se defina quién cubrirá los gastos del traslado de los cubanos.

La idea era que los más de 6.000 isleños en suelo nacional salieran en avión desde Liberia hasta Ciudad de Guatemala, para que desde ahí se desplazaran por tierra hasta México y por último hasta Estados Unidos.

Si bien Guatemala muestra cierta anuencia, el vicepresidente Fuentes, criticó la decisión de Costa Rica de otorgar visas humanitarias a los cubanos, en su criterio lo hizo “sin haber consultado o quizá sin haberse percatado” de lo que estaba dispuesto en las leyes, y especialmente Guatemala y Nicaragua consideraron que eso “les afectaba, que alteraba de alguna manera las disposiciones”.

Recapacitar. Entre tanto, Fuentes y el canciller de Honduras, Arturo Corrales, pidieron al gobierno de Solís recapacitar sobre la salida del SICA.

Por un lado, Corrales aseguró que su país gestionará la reincorporación de Costa Rica a los órganos políticos del Sistema, dado que es la nación que ostenta la presidencia pro témpore durante los próximos seis meses.

“Como país respetamos la decisión de Costa Rica de retirarse del SICA pero habrá esfuerzos para que vuelva” de parte del presidente (de Honduras) Juan Orlando Hernández, declaró a medios locales.

Mientras Fuentes, calificó de “lamentable” la decisión costarricense y mostró su esperanza de que recapacite.

“Esperemos que reconsideren la situación porque ese esfuerzo de integración ha sido complejo, difícil, y la manera de tratar los temas es ponerse antes de acuerdo”, declaró el vicepresidente.

Fuentes abogó por el “diálogo” y la “vía diplomática” para intentar que Costa Rica “reconsidere” su decisión, se encuentre una solución al tema de la migración y “participe normalmente en el SICA”.