Según Solís, el Estado se somete a 22 evaluaciones para modernizar y estandarizar sus políticas con las de la Organización

Por: Gerardo Ruiz R. 2 mayo, 2016
El presidente Luis Guillermo Solís dedicó una gran parte de su segundo informe de labores a destacar los logros y metas de su administración en el ámbito económico, entre estas, el avance de la incorporación de Costa Rica a la OCDE.
El presidente Luis Guillermo Solís dedicó una gran parte de su segundo informe de labores a destacar los logros y metas de su administración en el ámbito económico, entre estas, el avance de la incorporación de Costa Rica a la OCDE.

San José

Costa Rica intentará ingresar antes de mayo del 2018 como miembro pleno de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Así lo anunció el presidente Luis Guillermo Solís durante el discurso de su segundo informe de labores, este 2 de mayo.

El mandatario calificó como ambiciosa la meta y dijo que, para alcanzarla, más de 30 instituciones trabajan de la mano de los comités de la OCDE bajo la coordinación del Ministerio de Comercio Exterior (Comex), que dirige el ministro Alexánder Mora.

Solís informó al país de que el Estado costarricense se está sometiendo actualmente a 22 evaluaciones que analizan y comparan las políticas públicas nacionales con los estándares de la Organización compuesta por 34 países desarrollados y con óptimas condiciones de vida, mejor innovación, productividad, competitividad y crecimiento económico.

"Este proceso implicará evaluar, por ejemplo, si tenemos la estructura y las condiciones necesarias para asegurar competencia en nuestros mercados y, con esto, mejores precios para los consumidores. Nos permitirá revisar si las herramientas con las que cuenta nuestra administración tributaria son suficientes para combatir la evasión y la erosión fiscales", indicó el mandatario.

Alexánder Mora dijo durante la primera sesión de la serie "Visionarios 20/20", de La Nación, que el proceso y el eventual ingreso a la OCDE servirían para corregir muchos de aquellos males que hoy disminuyen la competitividad del país en múltiples ámbitos, entre ellos, la educación, la tramitomanía y la infraestructura pública, especialmente la vial, portuaria y aeroportuaria.

"El proceso (de ingreso a la OCDE) va a demandar decisiones complejas, reformas sustantivas, algunas reiteradamente propuestas hasta ahora. Ciertamente, al igual que los demás proyectos estratégicos, su avance y concreción dependen de la salud de las finanzas y la adopción de leyes como la de combate al Fraude Fiscal, tema medular para la OCDE que, de no ser asumido como prioritario por Costa Rica, como propone este Gobierno, inhibirá nuestra participación en esa Organización", advirtió el presidente a los diputados, quienes debaten actualmente el proyecto que propone crear un registro de accionistas y beneficiarios finales de las sociedades anónimas que provoca polémica.

A la fecha, dijo Solís, su Gobierno ha logrado avances en la simplificación de trámites que exige la OCDE.

"Logramos escalar 21 posiciones el ranking del Banco Mundial Doing Business 2016, siendo la casilla 58 el mejor resultado obtenido por el país en este indicador que monitorea la facilidad para hacer en 189 economías del mundo", celebró Solís.

La OCDE, cuya sede están en París, Francia, fue fundada en 1961. En la actualidad, según la página de la Organización, esta congrega a 39 países que representan el 80% del comercio mundial.