Ejecutivo busca bajar tensión con opositores a contrato de carretera

Por: Esteban Mata Blanco 17 abril, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

Desde ayer, el ministro de Transportes, Pedro Castro, dejó de ser el interlocutor del Gobierno en las negociaciones con opositores a la concesión de la carretera entre San José y San Ramón.

El jerarca pidió el relevo a la presidenta de la República, Laura Chinchilla, para aplacar el incendio político que envuelve al Gobierno por la molestia ante el costo de los peajes que cobraría la empresa concesionaria OAS Ltda.

Castro aseveró que la mandataria recibió su propuesta como una “buena idea”.

La presencia del ministro fue uno de los principales argumentos de los opositores a la concesión para exigir la nulidad del contrato que refrendó la Contraloría General de la República el 11 de marzo, en vista de que Castro fue asesor de la firma OAS entre mayo y agosto pasados.

Su lugar como representante del MOPT en la mesa de negociación lo ocupará el viceministro de Infraestructura, José Chacón Laurito, pero este se negó a dar declaraciones ayer, pues aún no tiene autorización expresa de la Casa Presidencial, informó la oficina de prensa del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Como parte de sus últimas manifestaciones respecto de la concesión para las obras presupuestadas en $522 millones, Castro reiteró el llamado a la negociación.

“Urge establecer canales de diálogo, donde se pueda conversar, y que todo sea revisado como corresponde. Mi presencia no es indispensable”, expresó Castro.

Otro aire. La salida del jerarca en la mesa de diálogo es una forma de bajarle tensión al ambiente, en el que el Poder Ejecutivo intenta llegar a un diálogo con los opositores, representados principalmente por el denominado Foro de Occidente, conformado por representantes de los seis cantones que resultarían mayormente afectados con el pago del peaje.

Ante este panorama, el Poder Ejecutivo trata de hallar una fórmula para aplacar el enojo desatado por la concesión.

Ayer, el ministro de Comunicación, Francisco Chacón, dijo que Chinchilla está trabajando de lleno en la búsqueda de un acuerdo.

De hecho, la presidenta no se presentó a la conferencia de prensa luego del Consejo de Gobierno, pues estaba reunida con un grupo que pretende dar la solución a la mandataria. Sobre el grupo y temas de la reunión, la Casa Presidencial no dio detalles.

Lo que sí dijo Chacón es que buscan un planteamiento que permita incluir en una mesa de negociación tanto a las partes afectadas como a la empresa concesionaria, pues, si de algo se cuida el Ejecutivo, es de no exponerse a “demandas innecesarias”, dijo el ministro.

Anoche, la mandataria continuaba reunida con ese grupo, cuya conformación seguía en el misterio. Al respecto, Chacón había alegado en la mañana que era mejor no dar a conocer ni los detalles ni los temas a tratar en la cita, a fin de no afectar el clima de negociación, de cara a eventuales acuerdos.