Decreto Ejecutivo del 2008 respalda evento en instituciones públicas.

Por: Alberto Barrantes C. 3 marzo, 2014
Miembros de la población lésbico-gay realizó en junio de 2013 la marcha de la diversidad, en reclamo de derechos más amplios. | ARCHIVO
Miembros de la población lésbico-gay realizó en junio de 2013 la marcha de la diversidad, en reclamo de derechos más amplios. | ARCHIVO

Cada 17 de mayo, las escuelas y colegios públicos del país realizarán actividades para promover el respeto hacia las personas gais, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) incluyó, a partir de este año, la celebración contra todas formas de discriminación por orientación sexual.

El propósito de la celebración es educar a la población para evitar el matonismo en las aulas.

"La idea es educar para el respeto de todas las personas, sin importar su orientación sexual. En la secundaria hay un alto nivel de bullying hacia las personas que son homosexuales", manifestó Francisco Madrigal, jefe de la Unidad Política, del Centro de Investigación y

Promoción para América Central de Derechos Humanos (CIPAC).

El CIPAC también ofrece a los centros educativos un taller sobre derechos humanos y diversidad sexual para abordar el tema en el aula.

"Se dio un paso crucial al introducir una educación para la afectividad y la sexualidad, que rompió con mitos que negaban a nuestros jóvenes el derecho a formarse en algo tan humano y del sano disfrute de la sexualidad", expresó el ministro de Educación Leonardo Garnier, en la presentación del calendario escolar 2014.

La homofobia es el conjunto de creencias, opiniones, actitudes y comportamiento de agresión, odio, desprecio, ridiculización y otras formas vinculadas de discriminación que se producen contra las personas sexualmente diversas.

En el año 2008, se publicó en el diario Oficial La Gaceta, el decreto Ejecutivo N°. 34399-S, que declara el 17 de mayo como "Día Nacional contra la Homofobia".

Se escogió ese día porque coincide con la eliminación, en 1990, de la homosexualidad de la listas de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).