Por: Mercedes Agüero 23 abril, 2014

La electricidad será uno de los asuntos prioritarios que la futura fracción del PLN llevará, este viernes, a la cita con el presidente electo, Luis Guillermo Solís.

Los liberacionistas impulsan una propuesta del excandidato presidencial, Johnny Araya, para quitar los topes legales a la generación privada de energía eólica, solar y de biomasa (desechos).

Esto se plantea como una de las alternativas para atacar los precios crecientes en el costo del servicio eléctrico, declaró Juan Luis Jiménez Succar, futuro jefe de la bancada de Liberación Nacional (PLN).

Asimismo, procuran que se retome la discusión del proyecto de contingencia eléctrica, impulsado por la administración Chinchilla, el cual propone aumentar de 15% a 25% el aporte privado en la producción de electricidad.

Emilia Molina, próxima jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), expresó que el tema eléctrico también es prioridad para ellos. No obstante, recordó que la actual bancada se ha opuesto a una mayor participación del sector privado, mientras que el futuro presidente del Instituto Costarricense de Electricidad, Carlos Obregón, cree que tal vez eso no es necesario para abaratar el servicio.

“Para nosotros es prioridad. Queremos hablar con Luis Guillermo y escuchar a todos los sectores involucrados”, añadió Molina.

Los verdiblancos, además, pedirán apoyo al futuro mandatario para el plan de reforma a Banca para el Desarrollo y al Reglamento Interno de la Asamblea Legislativa, para agilizar el trámite de votación de las iniciativas de ley.

También reiterarán su interés en que se concreten los proyectos para ampliar las vía a Limón y la carretera San José - San Ramón.

Ambas propuestas serán heredadas por este Gobierno, que no logró concretarlas debido a múltiples cuestionamientos y trabas.

Los temas serán presentados en un documento que entregarán a Solís, el viernes.