Esposa del congresista preside empresa con 772 placas del servicio especial de taxi

Por: Diego Castillo 10 julio, 2014

Los diputados de diferentes fracciones tienen criterios divididos sobre el accionar del legislador del Movimiento Libertario, José Alberto Alfaro, quien abogó ante el MOPT en favor de la reglamentación de la ley del servicio especial estable de taxi (exporteadores).

El reglamento favorecería directamente a la esposa del legislador, quien es presidenta de una firma que posee 772 placas de esa figura.

Los legisladores coinciden en que existe un conflicto de intereses en la intercesión del diputado Alfaro ante el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT). Allí solicitó una reunión con el ministro, Carlos Segnini, y tuvo una audiencia con el viceministro, Sebastián Urbina.

Alfaro urge la aprobación de un reglamento para evitar la cancelación de los códigos (placas) para este servicio, ante el vencimiento del plazo establecido para renovar las unidades.

El jefe de la bancada liberacionista, Juan Luis Jimenéz, opina que existe un conflicto, puesto que Alfaro tiene un interés legítimo en la consecución del reglamento, pero al mismo tiempo justifica al legislador, aduciendo que está luchando por el grupo que lo llevó al congreso.

"Somos diputados que vinimos a representar a un partido politico, y dentro de los partidos politicos hay grupos de interés que representan algunos diputados que vienen a luchar por esos grupos. Él llega a la Asamblea por un grupo que lo llevó hasta aquí, lo más lógico es que les dé todo su apoyo".

Patricia Mora, candidata a diputada por el primer lugar por San Jose del Partido Frente Amplio.
Patricia Mora, candidata a diputada por el primer lugar por San Jose del Partido Frente Amplio.

Rafael Ortíz, cabeza de la fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC), comparte la opinión de que el legislador libertario está defendiendo al grupo de exporteadores que lo apoyo para ingresar al Congreso. "Es una realidad política del Movimiento Libertario con ese sector, y él tiene que llegar a defenderlo, y es su negocio".

A pesar de esto, Ortíz afirma que dentro de la fracción del PUSC ese tipo de acciones no son bien vistas. Ese punto lo comparte la diputada del Partido Acción Ciudadana, Epsy Campbell, que además opina que los diputados "no pueden legislar en beneficio personal".

Campbell cuestiona el hecho de que la firma presidida por la cónyugue de Alfaro posea tantas placas de taxis especiales. "Me llama la atención que esta empresa tiene tantas placas, hay ver quiénes están quedando por fuera de este negocio, y si este servicio tiende a crear monopolios".

La congresista del Frente Amplio, Patricia Mora, fue mucho más dura con las críticas hacia la acción del diputado libertario José Alberto Alfaro.

"Hay que desguindar el negocio de los asuntos políticos; los costarricenses no podemos sorportar más que se confundan el ámbito de lo que es de todos y lo privado. La política es una actividad humana para buscar el bien común, no para engrosar el bolsillo", exclamó la frenteamplista.

Mora considera que si Alfaro no estuviera involucrado en el sector podría defender el tema. "El asunto aquí es que está defendiendo una causa donde uno de los mayores beneficiarios será el negocio de él".

La diputada del Movimiento Libertario, Carmen Quesada, defiende la labor de su compañero, al considerar que Alfaro "está solicitando como ciudadano" que se haga el reglamento que es necesario para que el servicio especial de taxi funcione.

de manera general lo digo, nosotros no podemos utilizar nuestra representación en beneficio propio y es está claramente establecido, nosotros no podemos legislar en beneficio personal

los intereses particulares no pueden estar en el medio de nuestras acciones y eso esta regulado

representamos al país como un colectivo, no nos representamos a nosotros mismos y a nuestros intereses. a veces tenemos que renunciar a ciertas cosas para no caer en ese con