Argumentan que es parte de su carácter fuerte y explosivo

Por: Natasha Cambronero 9 octubre, 2014

Diputados del PLN, PUSC, FA y Restauración Nacional minimizaron este jueves el reto que les lanzó el socialcristiano Jorge Rodríguez, de irse a los golpes con quien no lo respete, pues argumentan que se debió a su carácter fuerte y explosivo.

Jorge Rodríguez, del PUSC (primer plano) y Henry Mora, del PAC, esta mañana.
Jorge Rodríguez, del PUSC (primer plano) y Henry Mora, del PAC, esta mañana.

El lunes, en un discurso que se tornó virulento, el legislador del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) arremetió contra sus compañeros de curúl -sin especificar quienes-, aduciendo que habían parlamentarios que se creían más que otros.

Incluso resaltó el valor que podría tener su voto en una votación.

“No me menosprecien porque yo puedo decidir en cualquier momento una votación en este plenario, ténganlo presente, y no se burlen y no hagan mofa de un hombre humilde”, dijo a gritos, segundos después de que en la grabación oficial del Congreso, se escucharan unas risas fuera de foco.

Según el jefe de su fracción, Rafael Ortiz, su compañero diputado no sería capaz de irse a los golpes con nadie y que su reacción responde a su carácter fuerte, después de sentirse ofendido.

“Él estaba muy dolido, sintió que los estaban molestando, que estaban burlándose de él. Creo que no debió ser tan fuerte, pero también el resto de diputados deben respetar cuando alguien está haciendo uso de la palabra”, expresó el rojiazul.

El líder de la bancada del Partido Liberación Nacional (PLN), Juan Luis Jiménez, negó que la reacción de Rodríguez se debería encontronazo con él, pues lo único que hizo fue tocarle el brazo y decirle que le quedaban 30 segundos para hablar.

“Ya todos conocen a Jorge, a veces explota, conmigo no hay problema, somos amigos desde hace muchos años. Incluso él después se me acercó y me dijo que no era nada conmigo”, dijo el liberacionista.

Gerardo Vargas Varela, jefe del Frente Amplio coincidió con Ortiz y Jiménez, aunque reconoció que hubiese preferido que Rodríguez utilizara un lenguaje “menos ofensivo”.

“Es su manera de ser, en esta ocasión fue un poquito pasadita de tono”, afirmó el diputado limonense.

Fabricio Alvarado de Restauración Nacional aseguró que hasta este momento desconoce cuál fue la razón que motivó a su colega del PUSC a lanzar ese reto.

“Él a demostrado ser temperamental, siempre levanta la voz, se enoja. Hago un llamado a la calma y a emitir discursos más prudentes, somos representantes del pueblo (…) No me sentí aludido, ni tengo problemas con don Jorge”, manifestó el legislador evangélico.