Administración de Luis Guillermo Solís pide renovar nombramiento a exdiputada del gobierno de Arias

Por: Esteban Oviedo 12 noviembre, 2015
La junta directiva del Banco Central define el régimen cambiario, el tipo de cambio, la política monetaria y las tasas de interés. Requiere la mayoría calificada de cinco miembros para sesionar. | RAFAEL PACHECO.
La junta directiva del Banco Central define el régimen cambiario, el tipo de cambio, la política monetaria y las tasas de interés. Requiere la mayoría calificada de cinco miembros para sesionar. | RAFAEL PACHECO.

El Consejo de Gobierno se reunió la mañana de este jueves para escoger a las tres personas que propondrá al Congreso, para completar la junta directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR), la cual en este momento está paralizada.

La administración de Luis Guillermo Solís propuso a la economista y exdiputada liberacionista Silvia Charpentier (2006-2010), quien se desempeñó como directora del Central desde noviembre del 2009 hasta noviembre del 2015.

También, postuló a la economista Martha Eugenia Soto Bolaños, que trabajó durante 31 años en el BCCR; y a la administradora con énfasis en banca Victoria Eugenia Hernández, quien fue directora del Banco Popular y de Coopeservidores, entre otros cargos.

Silvia Charpentier, directora del Banco Central (BCCR) del 2009 al 2015 y exdiputada del PLN, es una de las postuladas para completar la Junta del BCCR.
Silvia Charpentier, directora del Banco Central (BCCR) del 2009 al 2015 y exdiputada del PLN, es una de las postuladas para completar la Junta del BCCR.

Con ellos, se reactivaría la Junta encargada de fijar el régimen cambiario del país, el tipo de cambio, la política monetaria, las tasas de interés y de descuento, así como el encaje mínimo legal.

La postulación de las tres profesionales se produjo de manera extraordinaria luego de que, hace una semana, los diputados dejaron sin Directiva al Central al no elegir al menos un sustituto para los directores cuyos nombramientos se vencieron. El ente emisor quedó con solo cuatro de siete sillas en la junta, con lo cual no puede sesionar.

Ese hecho provocó la preocupación del presidente del Banco Central, Olivier Castro, quien llamó a la Asamblea Legislativa a que la situación no dure más de dos semanas.