Por: Esteban Oviedo, Álvaro Murillo, Mercedes Agüero 3 diciembre, 2013
Candidatos.
Candidatos.

A dos meses de las elecciones presidenciales, los principales aspirantes a la silla de Zapote ya empiezan a perfilar las claves de un eventual gobierno suyo.

Johnny Araya, el candidato oficialista, rescata la preocupación de mayor oferta de empleo. Para el liberacionista es necesario reactivar el empleo mediante la obra pública. Además, reafirma su intención de buscar el equilibrio entre lo social y lo económico, con la idea de lograr un modelo que se parezca al del Uruguay de José Mujica.

En la acera del Frente Amplio, José María Villalta, mantiene conceptos fundamentales de su propuesta: no ceder más terreno de los servicios del Estado a manos privadas y no reducir planilla pero sí la burocracia. Para el más joven de los candidatos es necesario garantizar que el salario mínimo cubra los costos de la canasta básica y eso implica una revisión de las fórmulas de cálculo.

Por último, Otto Guevara, del Movimiento Libertario, no descansa en su fórmula ya conocida de simplificación de trámites para generar empleos. El veterano de las campañas presidenciales quiere quitar todas las trabas posibles a empresas, y a todo el que quiera afincarse en Costa Rica para invertir.

La Nación los entrevistó a los tres pues en estos momentos, y según la última encuesta de Unimer, son los aspirantes con más posibilidades de obtener la Presidencia de la República.

La consulta elaborada del 8 al 20 de noviembre, revela que Araya se desplomó en la intención de voto al tiempo que Villalta y Guevara crecieron, con lo que los tres quedaron muy cerca.

Entre los probables votantes, el apoyo al frenteamplista oscila entre un 17% y un 22%; mientras que por Guevara y Araya, entre un 14% y un 19% en ambos casos.

Según la encuesta de Unimer elaborada del 8 al 20 de noviembre, Araya se desplomó en la intención de voto al tiempo que Villalta y Guevara crecieron, con lo que los tres quedaron muy cerca.

Entre los probables votantes, el apoyo al frenteamplista oscila entre un 17% y un 22%; mientras que por Guevara y Araya, entre un 14% y un 19% en ambos casos.