Cuerpos fueron enterrados con objetos de oro y finas vasijas de cerámica

Por: Andrea Solano B. 15 agosto, 2016
El ajuar funerario encontrado reune varios objetos de lujo como vasijas de cerámica finamente decoradas. | PETER FISCHER PARA LN
El ajuar funerario encontrado reune varios objetos de lujo como vasijas de cerámica finamente decoradas. | PETER FISCHER PARA LN

Una expedición arqueológica de la Universidad de Gotenburgo (Suecia) descubrió en la isla de Chipre una de las tumbas más lujosas de la Edad de Bronce. El ajuar funerario comprende objetos de oro –como una diadema– perlas, amuletos y más de 100 vasijas de cerámica finamente ornamentadas.

La tumba y su respectivo foso de ofrendas fueron hallados en las cercanías de Hala Sultan Tekke, una ciudad de la Edad de Bronce que funcionó entre 1.600 y 1.150 a. C. y que se caracterizó por su dinámica actividad comercial. “La estructura mide 4x3 metros. Es una tumba familiar en la que fueron enterrados ocho niños de edades entre 5 y 10 años y nueve adultos, el mayor tenía 40 años. La esperanza de vida en esa época era mucho menor de la que tenemos hoy”, declaró el arqueólogo Peter Fischer, director del proyecto.

Riqueza. Las ofrendas en el sepulcro están asociadas a culturas vecinas lo cual, según los investigadores, confirma el importante rol que jugó Chipre como centro de intercambio comercial. Los arqueólogos hallaron un conjunto de objetos de oro como una diadema, aretes y tres escarabeos egipcios (amuletos en forma de escarabajo).

Uno de esos escarabeos tiene una inscripción con jeroglíficos que se refiere al faraón Tutmosis III, cuyo reinado se extendió del 1479 al 1425 a.C.

Los científicos destacaron un grupo de 140 vasijas de cerámica ricamente decoradas con ilustraciones, dos personas en un carruaje jalado por caballos y una mujer con un hermoso vestido.

Otras muestran motivos religiosos o de animales como peces.

Muchas de estas piezas de cerámica fueron importadas de Grecia, Creta y Anatolia (actual Turquía). De acuerdo con Fischer, la mujer elegante pintada en una de las vasijas posiblemente representa una diosa de la cultura minoica. Dicha civilización floreció en la isla de Creta entre los años 3.000 y 1.450 a. C.

Los hallazgos también incluyen piedras preciosas, una daga de bronce y sellos cilíndricos, algunos producidos localmente y otros en Siria y Mesopotamia.

Etiquetado como: