Siete legisladores oficialistas aprobaron iniciativa y cinco votaron en contra; Frente Amplio volvió a negar apoyo a manifestación contra gobierno venezolano

Por: Aarón Sequeira 17 julio
Como es su costumbre, los diputados del Frente Amplio votaron en contra de la moción para censurar los hechos violentos en Venezuela, este lunes. Suray Carrillo y Edgardo Araya fueron dos de los cinco frenteamplistas que votaron contra esa moción.
Como es su costumbre, los diputados del Frente Amplio votaron en contra de la moción para censurar los hechos violentos en Venezuela, este lunes. Suray Carrillo y Edgardo Araya fueron dos de los cinco frenteamplistas que votaron contra esa moción.

Una moción para censurar los hechos violentos ocurridos en la Asamblea Nacional de Venezuela evidenció, este lunes, la división que hay entre los diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC) sobre este tema.

Luego de dos intentos fallidos para votar la iniciativa antes de irse a receso por las vacaciones de medio año, los congresistas finalmente aprobaron la propuesta en su primer día de labores.

La moción recibió el apoyo de 28 legisladores y el rechazo de 11.

Sin embargo, la bancada oficialista fue la que mostró mayores divergencias porque siete de sus parlamentarios votaron a favor de la censura y cinco en contra.

Los votos favorables fueron de Javier Cambronero (jefe de fracción), Marlene Madrigal (subjefa), Ottón Solís, Epsy Campbell, Marcela Guerrero, Marvin Atencio y Franklin Corella.

Mientras tanto, se opusieron Nidia Jiménez, Marco Vinicio Redondo, Emilia Molina, Laura Garro y Víctor Morales Zapata. Henry Mora no estuvo presente durante la votación.

Al respecto, Cambronero alegó que el PAC no tiene una línea de fracción sobre los temas relacionados con la situación política de Venezuela, sino que los legisladores quedan por la libre.

"Es la segunda vez que voto una moción en esa dirección (a favor). La oposición es una fuerza visible, importante en Venezuela y cualquier régimen democrático se sustenta en el reconocer diversos actores políticos. De modo que una parte importante de la población ha manifestado y expresado sobre su opinión sobre asuntos de interés nacional", aseveró el legislador al explicar su decisión.

La propuesta de censura surgió luego de que el pasado miércoles 5 de julio, seguidores del gobierno de Nicolás Maduro irrumpieron en la Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, e hirieron a siete de diputados.

Un centenar de personas, algunas de ellas encapuchadas, ingresaron al palacio legislativo equipadas con palos y tubos. El grupo incluso detonó bombas de estruendo en jardines y pasillos.

Marco Vinicio Redondo, del PAC, alegó que los diputados costarricenses no tienen facultad de hacer pronunciamientos sobre asuntos políticos de otras naciones, sino que eso es potestad del presidente de la República y su canciller.

"Le toca al canciller hacer manifestaciones y solicitudes en nombre del Estado costarricesne. También los insto a que revisen el artículo 121 de la Constitución, donde en ningún momento se nos la da potestad para definir las relaciones exteriores. Estamos atentando contra nuestra Constitución, la que juramos defender, por el marco de legalidad y del Estado de derecho", comentó Redondo.

Aunque justificó su voto a favor de la moción, Ottón Solís dijo que no le sorprendería que dentro de 20 años se revelaran documentos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos en los que se revelen que la escasez de alimentos en Venezuela no es culpa del gobierno de Nicolás Maduro, sino financiadas por esa agencia estadounidense, "como financió la situación en Chile para que el asesino Pinochet le diera el golpe de Estado a Allende".

"Hay que leer diversos medios para estar bien informado, pero es muy difícil, porque hay sesgos e inercias y solo se reporta una parte de la historia, solamente a través de las décadas no enteraremos de lo que está ocurriendo. Yo les aconsejo, si analizan el mapeo de las fuerzas que hay en conflicto en territorios sirio e iraquí, por ejemplo, es muy difícil saber de qué lado estar, si uno quiere estar del lado de alguien", comentó Solís.

Además de los cinco oficialistas, también votaron en contra de la censura los cinco parlamentarios del Frente Amplio (FA) que estaban presentes en la discusión, así como el exfrenteamplista Carlos Hernández.

Los votos negativos del FA fueron de Francisco Camacho (jefe de bancada), Gerardo Vargas Varela, Jorge Arguedas Mora, Edgardo Araya y Suray Carrillo.

Al justificar su voto a favor, la jefa del Partido Liberación Nacional (PLN), Karla Prendas, culpó al Frente Amplio de que no se hubiera podido debatir la moción en los dos intentos anteriores.

De hecho, dos días antes del receso legislativo, los frenteamplistas acapararon el uso de la palabra para impedir la votación. Al día siguiente, rompieron el cuórum para impedir que la sesión del plenario continuara.

En las seis votaciones anteriores que ha realizado el Congreso sobre asuntos venezolanos los frenteamplistas nunca han votado a favor de censurar los actos de Nicolás Maduro.