Por: Luis Miguel Herrera C. 19 septiembre, 2014

Además de mejorar el tránsito vehicular, la construcción del paso a desnivel en la rotonda de Paso Ancho, San José, reforzará las medidas de seguridad vial para los peatones. Pasos para caminantes y aceras aéreas son algunas de las estructuras adicionales que tendrá este proyecto, que ayer comenzó a construirse.

Desde hace algunos años, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) obliga a incluir este tipo de elementos de seguridad vial en todas las obras nuevas.

El jerarca del MOPT, Carlos Segnini, dio orden de inicio de los trabajos en un acto simbólico en el[[BEGIN:INLINEREF LNCPGL20140918_0003]] lugar de los trabajos[[END:INLINEREF]].

Ayer mismo, comenzaron los cierres parciales y la regulación del tránsito en ese lugar.

Por esa carretera pasan a diario unos 50.000 vehículos, según datos del Departamento de Planificación de esa cartera.

“El proyecto mejorará sensiblemente la infraestructura vial urbana de San José, ya que permitirá el paso ininterrumpido de vehículos sobre esa sección de la carretera de Circunvalación, lo que generará ahorros importantes en tiempos de desplazamiento para los usuarios de esas rutas, sin dejar de lado la seguridad vial”, manifestó Segnini.

Necesario. El nuevo paso es similar al que se construyó en San Sebastián. La idea es que los usuarios que utilicen la Circunvalación en ambos sentidos se desplacen por los seis carriles (tres por sentido) que se harán por debajo del nivel actual (viaducto).

Mientras, los conductores que manejen de San José a Paso Ancho seguirán haciendo uso de la rotonda superior.

La construcción está a cargo de la empresa MECO y la inversión supera los $10 millones. El financiamiento se hará con dineros del Programa de Infraestructura Vial (PIV-I), a cargo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Mientras se construye el nuevo paso a desnivel de Paso Ancho, la calle siempre se mantendrá en servicio durante el día, con dos carriles habilitados por sentido de circulación mediante el uso de las marginales o calles laterales.

Según la Policía de Tránsito, de ser necesario el cierre temporal de la vía, siempre se programará en horario nocturno, en procura de la menor afectación.

Oficiales de tránsito se mantendrán en el sector todo el día.