Sintrajap insiste en que Gobierno incumple con el libre comercio en Limón

Por: Esteban Mata Blanco 8 noviembre, 2014
Funcionarios del Poder Ejecutivo y de Sintrajap se reunieron ayer en la Defensoría de los Habitantes, en San José. | CARLOS GONZÁLEZ
Funcionarios del Poder Ejecutivo y de Sintrajap se reunieron ayer en la Defensoría de los Habitantes, en San José. | CARLOS GONZÁLEZ

El Poder Ejecutivo aceptó ayer examinar los temas de interés relativos al contrato de la terminal de contenedores en Moín.

Así lo apunta, textualmente, el documento de facilitación de diálogo entre el Gobierno y el Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) que dio a conocer ayer la defensora de los Habitantes, Montserrat Solano Carboni, en San José.

La cita, realizada en la sede de la Defensoría, sirvió para marcar las bases de las conversaciones entre ambos grupos, enfrentados por el apoyo estatal al contrato de concesión a la firma holandesa APM Terminals, para que construya y opere por 33 años una nueva terminal de contenedores en Moín, Limón.

Si bien el presidente Luis Guillermo Solís y el ministro de Trabajo, Víctor Morales, habían reiterado que el Ejecutivo no renegociará el contrato con APM para garantizar la seguridad jurídica en el país, ayer el escenario cambió, al menos en lo que se refiere a “examinar”, lo que Sintrajap ha estado exigiendo renegociar.

La posición de la Presidencia es parte del proceso de diálogo iniciado esta semana con la intervención de la Defensoría de los Habitantes, que permitió poner fin a la huelga de empleados de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

El movimiento, declarado ilegal por un Juzgado de Trabajo de Limón el 31 de octubre pasado, tuvo en aprietos al Ejecutivo y obligó a la contratación de extranjeros para operar los muelles durante dos semanas.

En ese tiempo, el gremio muellero justificó el paro al señalar que el contrato refrendado en el 2012 con la firma holandesa atenta contra “el libre comercio”.

Así lo señaló el secretario general de Sintrajap, Ronaldo Blear, en reiteradas ocasiones, al apuntar que la cláusula 9.1 de la concesión le otorga a APM el monopolio de la carga y descarga de contenedores en Limón.

Mesura. El anuncio ayer se hizo luego de tres horas de reunión. Tras la cita no hubo espacio para preguntas. La defensora simplemente se limitó a dar a conocer los cinco puntos del documento acordado para facilitar el diálogo entre el Gobierno y Sintrajap.

A un lado de Solano estaba el ministro de Trabajo, Víctor Morales, y al otro, el líder sindical de los trabajadores.

Consultado sobre el tema, el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, manifestó que el documento debe ser interpretado textualmente.

“Significa lo que dice y no voy a dar declaraciones al respecto porque decidimos que la única declaración oficial la daría la señora defensora”, dijo Jiménez, quien también estuvo en la cita.

De parte del sindicato tampoco hubo mayores comentarios.

Horas antes, en una actividad en San José, Blear había insistido en la urgencia de renegociar la concesión a APM y en que se den todas las garantías ambientales para la operación de un nuevo puerto en Limón.

Además de revisar los temas de interés sobre el contrato, los representantes de ambos bandos acordaron platicar sobre las repercusiones de la entrada en operación de un nuevo muelle y de promover una política de desarrollo portuario. Las partes se reunirán el próximo viernes.