Presidente asegura que en el primer año de Gobierno buscará un texto que una todas las posiciones

Por: Natasha Cambronero 28 agosto, 2014

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, aseguró que es necesario que el país apruebe una reforma a la ley procesal laboral y que espera, en el primer año de su gobierno, consensuarla con los diferentes sectores.

Solís no especificó si levantará el veto que la expresidenta Laura Chinchilla impuso a una reforma en esa materia y que es promovida por los grupos sindicales y el partido Frente Amplio, aunque si dejó claro que el presidente tiene la potestad para hacerlo.

"Este gobierno no aplicará el levantamiento del veto de una manera arbitraria que afecte los intereses de los sectores privados y laborales, que no quede la menor duda", afirmó.

El mandatario contestó preguntas de sectores empresariales, educativos, de asuntos indígenas, turismo y docencia, entre otros.
El mandatario contestó preguntas de sectores empresariales, educativos, de asuntos indígenas, turismo y docencia, entre otros.

Esa fue la respuesta que el presidente dio al vicepresidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), Víctor Ruiz, como parte de las 14 preguntas que realizaron representantes de diferentes agrupaciones y sectores, después de la exposición del informe de los primeros 100 días de gestión la noche de este jueves en el Teatro Melico Salazar en San José.

El sindicalista Albino Vargas pidió al presidente plantear un diálogo estructural para una reforma fiscal que tome en cuenta a los diferentes sectores, planteamiento que fue acogido por el mandatario.

Durante el interrogatorio el presidente dijo que era necesario poner sobre la mesa los derechos de las parejas del mismo sexo y establecer a Costa Rica como un Estado laico. Sin embargo, aclaró que esa discusión llegará en el momento adecuado, porque todavía no lo es.