400 oficiales de la Fuerza Pública y del Tránsito procurarán el orden durante las manifestaciones

Por: Patricia Recio 10 noviembre, 2013

El Gobierno calificó esta tarde como "irresponsable y carente de toda razón" a la jornada de protestas programada por varios grupos sindicales para este lunes.

Mediante un comunicado de Casa Presidencial, el ministro de Comunicación Carlos Roverssi, señaló que esta movilización paralizará y sembrara "el caos" en diferentes puntos de la capital.

Roverssi añadió que "esta movilización sindical carece de todo sentido y una vez más estos grupos distorsionadores de la paz social, al no tener un motivo para protestar, anuncian que van a las calles para protestar por cualquier cosa, la cuestión es desestabilizar y alterar la paz social del país".

El ministro de Comunicación aseguró además que el sindicalismo pasa por una "crisis" producto del fracaso de sus proyectos comunes y la erosión de sus viejos líderes, por lo que han debido buscar refugio en motociclistas y otros pequeños grupos "para no desaparecer".

Asimismo, aseguró que estos grupos han intentado que la gente vea el paro de mañana como una protesta "ciudadana" pero que los costarricenses saben quienes son "los que paralizan el país".

Empleados de los hospitales San Juan de Dios y México, así como miembros de la Unión Nacional de Empleados de la Caja (UNDECA), marcharon desde el Hospital San Juan de Dios hasta la Asamblea Legislativa.
Empleados de los hospitales San Juan de Dios y México, así como miembros de la Unión Nacional de Empleados de la Caja (UNDECA), marcharon desde el Hospital San Juan de Dios hasta la Asamblea Legislativa.

Según la nota de Presidencia, la mandataria Laura Chinchilla, estará durante el día en constante comunicación con sus ministros y directores de las fuerzas de seguridad, "para coordinar y analizar la situación que se pueda presentar con esta marcha".

Por su parte el ministro de la Presidencia Carlos Ricardo Benavides señaló que espera que los dirigentes sindicales no sean tan irresponsables y vayan a dejar a los costarricenses sin los servicios básicos en salud, educación, libre tránsito, entre otros.

"No quiero pensar que esta protesta tenga matices completamente político electoreros y haya sido montada para favorecer a un determinado grupo o partido político", indicó Benavides.

En total más de 400e efectivos de la Fuerza Pública y de la Policía de Tránsito, procurarán que las personas puedan tener libre tránsito y movilización en la capital.

Las distintas agrupaciones sindicales se manifestarán a partir de las 8 a.m. en distintos puntos de la capital tales como La Fuente de la Hispanidad, avenida Segunda, Paseo Colón y La Sabana, además habrá movilizaciones en otras provincias del país. Algunos servicios de salud y educación se verán suspendido pues los trabajadores de estos sectores confirmaron su participación en el paro.