Oficialismo suma apoyo del PUSC y de Renovación Costarricense, además de la mayoría del PAC y el Frente Amplio

Por: Aarón Sequeira 29 noviembre, 2014

El Gobierno de la República ha conseguido los votos necesarios para aprobar el Presupuesto Nacional del 2015, por ¢7,9 billones.

El jefe de la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Rafael Ortiz, tomó la palabra para anunciar que, tras un intercambio de cartas entre su bancada y el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, consiguieron el compromiso para que Zapote aplique los recortes que solicitaron los diputados inicialmente.

En la Unidad, se unirán cuatro legisladores al Gobierno: Rafael Ortiz, Luis Vásquez, Humberto Vargas y Jorge Rodríguez.

Rosibel Ramos, socialcristiana que impulsó las rebajas presupuestarias, afirmó que está en desacuerdo con sus compañeros y que ella se mantiene en contra del plan de gastos del 2015.

Humberto Vargas, del PUSC, dijo que si la Comisión de Asuntos Hacendarios hubiera hecho un buen trabajo, los diputados no habrían tenido que sesionar un sábado para discutir el segundo debate.

El diputado Gonzalo Ramírez, de Renovación Costarricense, también confirmó que votará con el Gobierno, pues dijo que su lucha era por los recortes y no por el plan original del Gobierno.

"No podemos atentar contra la institucionalidad del Estado", añadió.

En contra del Presupuesto Nacional con gastos gruesos están el Partido Liberación Nacional (PLN), el Movimiento Libertario (diezmado por la ausencia de José Alberto Alfaro), dos socialcristianos (Ramos y Gerardo Vargas Rojas), Ottón Solís del PAC, Fabricio Alvarado de Restauración Nacional y Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana.

El diputado del PUSC Luis Vásquez le dijo al jefe del PLN, Juan Luis Jiménez Succar, que no aceptaba el bozal que, figurativamente, le puso.
El diputado del PUSC Luis Vásquez le dijo al jefe del PLN, Juan Luis Jiménez Succar, que no aceptaba el bozal que, figurativamente, le puso.

En la historia de este Presupuesto del Gobierno queda la discusión por dos meses de los recortes que impulsó Ottón Solís, aún en contra del criterio del Gobierno de su propio partido; los impulsados por el PUSC y el PLN; el rechazo de esos recortes y los del Gobierno el 20 de noviembre; la votación negativa mayoritaria del plan original del Gobierno; la resolución del presidente legislativo Henry Mora que dio por aprobado el proyecto de ley a pesar de esa votación negativa; y la particularidad de que los diputados tengan que trabajar un sábado para la votación en segundo debate.

La Constitución establece que el Presupuesto Nacional debe quedar aprobado definitivamente antes del 30 de noviembre de cada año.

Para eso, el Reglamento legislativo establece que el primer debate se discuta máximo el 27 de noviembre y el segundo debate, el 29 de ese mismo mes.

Con pocos diputados en el uso de la palabra, el Presupuesto Nacional podría estar aprobado para las 7 p.m.

Nulidad.

El socialcristiano Gerardo Vargas Rojas aseguró que varios diputados entregó una moción de orden en que se pide que el plenario declare la nulidad de la resolución del presidente legislativo, Henry Mora, que dio por ratificado el Presupuesto 2015.

Según Mora, esa moción es inadmisible porque en el Derecho parlamentario no se contempla la declaración de nulidad de una resolución y solo se puede revertir una decisión por vía de la apelación, inmediatamente después de dictada la resolución.