Alumnos ticos se gradúan del colegio con un nivel básico y sin dominio oral

Por: Alberto Barrantes C. 28 noviembre, 2014
De 1.413.923 adultos jóvenes que tiene el país, solo 224.264 afirman que tienen dominio del Inglés, según la última Encuesta Nacional de Hogares (2013, del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). La falta de un segundo idioma cierra las puertas de empleo. | MELISSA FERNÁNDEZ
De 1.413.923 adultos jóvenes que tiene el país, solo 224.264 afirman que tienen dominio del Inglés, según la última Encuesta Nacional de Hogares (2013, del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). La falta de un segundo idioma cierra las puertas de empleo. | MELISSA FERNÁNDEZ

Pese a que el inglés es un requisito para ser competitivo en el mercado laboral, solo el 15% de la población entre 18 y 35 años domina ese idioma en el país.

El dato se desprende de la última Encuesta Nacional de Hogares (2013), del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). El 85% de los adultos jóvenes reconoce que no sabe hablar ni escribir en inglés.

Los estudiantes se gradúan de secundaria con un nivel básico o intermedio y, pese a que logran comprender ideas generales en un texto, su vocabulario es escaso y no logran sostener una conversación.

En los últimos 14 años, la nota promedio de los colegios públicos empeoró en Inglés, de un 83, en el 2000, a un 69, en el 2013.

Según el último informe del Estado de la Educación (2013), solo 3% de los colegios públicos enseña niveles altos de inglés.

En primaria, la cobertura del idioma llega a un 89% y hay profesores interinos que carecen del dominio de la materia o tienen una mala pronunciación.

“Vamos a hacer un cambio en la evaluación. No nos vamos a concentrar solo en comprensión lectora, sino en las competencias de habla, escucha, lectura y escritura y que se empiece desde la escuela”, afirmó Carolina Hernández, asesora nacional de Inglés del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Durante el 2007 y el 2008, se aplicaron pruebas al 91% de los docentes de Inglés del MEP, y la mitad de ellos obtuvo nivel intermedio, pese a que son graduados universitarios.

“Las clases de Inglés nadie las toma en serio. La profesora de sétimo solo hablaba en español y en los otros años ha sido más de lo mismo; yo sé que es importante hablarlo, pero las bases que uno recibe son muy malas”, dijo Luis Diego Elizondo, estudiante de décimo año, en Heredia.

El Estado de la Educación (2013) señala que dos de cada tres docentes de Inglés del sistema público provienen de universidades privadas. En el país hay más de 50 centros privados que ofrecen esa carrera.

Alternativa. La amenaza de perder una oportunidad de empleo ante la falta de un segundo idioma, impulsa a los jóvenes a pagar cursos privados para aprender el idioma.

En un sondeo de La Nación, el costo de esos cursos, más los libros, supera los ¢110.000 por bimestre o cuatrimestre.

“No podemos esperar que vengan directrices de arriba para hacer cambios. Si queremos mejorar, se necesita compromiso de los docentes, que exijan a los estudiantes hablar en inglés en la clase”, manifestó Andrés Mendoza, asesor de Inglés, en Heredia.

En las zonas rurales, la cifra de adultos jóvenes que hablan inglés es menor. De 369.201 personas entre 18 y 35 años, solo 21.500 hablan inglés.

“Las personas no pobres tienen mayor dominio de un segundo idioma. Hay una brecha entre zonas rurales y urbanas, que se vincula con la condición socioeconómica del estudiante”, señala el investigador Manuel Barahona, en el Estado de la Educación.

En el 2000, la cifra de jóvenes que hablaba inglés era del 10%; en 14 años hubo una mejoría del 5%, que sigue siendo baja.

Etiquetado como: