UTN buscar recibir recursos del Fondo para la Educación Superior en el 2016

Por: Alberto Barrantes C. 26 agosto, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

En el 2009, la Universidad Técnica Nacional (UTN) abrió sus puertas para convertirse en la quinta universidad pública del país. Desde entonces, ha triplicado su matrícula al pasar de 3.000 a 9.000 estudiantes.

Esta casa de estudios superiores se financia con fondos del Estado y este año recibió ¢25.000 millones. Para el 2015 prevé un alza presupuestaria de 11% (¢28.000 millones), que le transfiere el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Los recursos de la UTN están fuera del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), que gira el Ejecutivo a las universidades públicas, debido a que la UTN no está dentro del Consejo Nacional de Rectores (Conare).

“Ya enviamos nuestra petición para ingresar a Conare y, según nuestra ley orgánica, nos incorporaremos al FEES a partir del nuevo convenio que se negociará en el 2015. Con esto, no venimos a debilitar el presupuesto destinado para las otras universidades; nuestra idea es crecer todas juntas”, dijo Marcelo Prieto, rector de la UTN.

La UTN quedó fuera del convenio del FEES existente (2010-2015) porque, mientras se negoció, apenas daba sus primeros pasos.

Según el presidente del Conare, Henning Jensen, la distribución de ¢410.500 millones del FEES, acordados para el 2015, se hará según el convenio firmado en el 2010.

En el pacto se establece que la Universidad de Costa Rica (UCR) recibirá 57,79%; la Universidad Nacional (UNA), 23,40%; el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), 11,30%, y la Universidad Estatal a Distancia (UNED), 7,51%.

El porcentaje que reciba la UTN para el 2016, se negociaría a inicios del próximo año.

Avances. El rector de la UTN, Marcelo Prieto, afirmó que los fondos del Estado se han invertido en la creación de nuevas carreras, contratación de más docentes, cobertura de becas, investigación y fortalecimiento de sedes regionales.

“Entre 35% y 40% de nuestra población recibe algún tipo de subsidio económico para estudiar. Aquí no se hace examen de admisión, sino que se toman en cuenta los resultados de bachillerato y les damos prioridad especial a los estudiantes que provienen de los 24 cantones con menor índice de desarrollo social”, aseveró el rector Prieto.

En un sondeo con estudiantes de la UTN, estos afirmaron que hacer estudios en diplomado les facilita el ingreso al mercado laboral.

“Tengo tres años de estar en esta universidad y aunque era muy nueva, me pareció que tiene carreras con muy buena demanda. Uno puede estudiar y trabajar al mismo tiempo”, comentó Diego Méndez, estudiante de Salud Ocupacional.

Liyibeth Miranda opinó que una de las ventajas es la apertura que posee el sistema de becas.

Para el 2015, el rector de la UTN proyecta construir más aulas y laboratorios, así como el fortalecer los proyectos de investigación de esa casa de estudios.

“Cerca de un 20% de nuestro presupuesto está destinado al pago de salarios de los docentes, pero tenemos varios proyectos de infraestructura y mejoramiento de las sedes regionales”, añadió Prieto.

La UTN tiene su sede central en Alajuela y sus sedes regionales están ubicadas en Atenas, Guanacaste, el Pacífico y San Carlos.

Actualmente, se desarrollan 20 proyectos de investigación, entre los que destacan investigaciones sobre los cultivos de arroz en Guanacaste, las enfermedades del camarón blanco y el hongo ostra como un sustrato de desechos de la piña en la zona de San Carlos.

Esta universidad ofrece 30 carreras de diplomado y licenciaturas en Administración Aduanera, Logística Internacional, Tecnologías de Información e Ingeniería en Tecnologías de Alimentos. Colaboró Valeria Quartara