Juan Pablo Chavarría considera que exámenes nacionales son vitales para prepararse para ir a la universidad

Por: Daniela Cerdas E. 31 octubre

Juan Pablo Chavarría se tomó una pastilla de tilo la mañana de este martes para hacer frente a lo que él considera “la última prueba para la siguiente etapa de su vida”.

Así califica este joven, alumno del Liceo Ingeniero Carlos Pascua Zúñiga, en San Rafael de Heredia, las pruebas nacionales que este martes iniciaron y pusieron a prueba a miles de estudiantes de último año de colegios académicos y nocturnos.

“Desde que entré a sétimo sabía que tenía que estudiar para sacar ‘bachi’ e ingresar a la universidad. Desde sétimo me preocupo por los exámenes. Me siento nervioso, emocionado y ligeramente preocupado. Por fin, hoy (este martes) llegó el bachillerato, que es para mí la última prueba para la siguiente etapa de la vida. Yo hice la prueba de admisión a la Universidad Nacional para estudiar diseño gráfico, por eso son tan importantes”, dijo el joven.

31/10/17. San Rafael de Heredia, Costa Rica. Liceo Ing. Carlos Pascua. Estudiantes de Bachillerato, empezaron hoy con el examen de español. En la Foto Juan Pablo Chavarria Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
31/10/17. San Rafael de Heredia, Costa Rica. Liceo Ing. Carlos Pascua. Estudiantes de Bachillerato, empezaron hoy con el examen de español. En la Foto Juan Pablo Chavarria Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Este martes, el muchacho se levantó a las 5 a. m. aunque la prueba iniciaba hasta las 9 a. m. Inició el día dándole una última repasada a la materia de Español. Luego se bañó, desayunó y conversó con sus padres, quienes lo tranquilizaron y le dijeron que la pastilla de tilo lo ayudaría a controlar los nervios. No salió de su casa sin antes hacer una oración.

Cuando llegó al examen, los nervios se fueron y las ideas comenzaron a fluir. Salió de él sintiendo que había hecho su mejor esfuerzo y que le había ido bien.

“Me preocupan mucho Matemáticas, Estudios Sociales y Cívica. De aquí voy directo a repasar Matemáticas”, contó.

A pesar de que en el país estuvo el debate de si se eliminaban las pruebas nacionales, el joven considera que esto no debe suceder debido a que son “muy necesarias” para preparar a los jóvenes de cara a las pruebas que van a tener en la universidad, que para él son muy similares comparándolas con los exámenes de admisión.

Sin embargo, cree que el Ministerio de Educación Pública (MEP) debería dar más tiempo para repasar la materia y hacer simulacros de las pruebas.

Este miércoles, Juan Pablo va a enfrentarse a una de las materias con la que le han metido más miedo: Matemáticas. Sin embargo, confía en todas las horas de práctica que realizó con exámenes viejos.

Luego de que terminen las pruebas nacionales, el joven afirma que va a contar los días para que faltan para que llegue el viernes 27 de noviembre, día en que le entreguen los resultados. Ese día, él sabrá si podrá cumplir su sueño de entrar a la universidad.


Etiquetado como: