Denuncian maltratos y afirman que varios estudiantes han dejado la institución

 4 agosto, 2014

Estudiantes del Liceo El Saíno en Pital de San Carlos no recibieron clases este lunes a raíz de un movimiento de protesta que busca la salida de la directora.

La acción fue promovida por los 150 estudiantes de esa institución y fue apoyada por los docentes quienes piden la salida inmediata de la funcionaria, de apellidos Alvarado Duarte.

Ellos aseguran que depondrán el movimiento hasta que su directora sea expulsada del colegio ya que, de lo contrario, mantendrán la institución cerrada.

Los alumnos aseguran que Alvarado promueve el bullying (hostigamiento) en la institución ya que usualmente los insulta.

Con pancartas, los estudiantes se manifestaron en las afueras del centro educativo desde tempranas horas de este jueves. La Fuerza Pública llegó al sitio para garantizar el orden.
Con pancartas, los estudiantes se manifestaron en las afueras del centro educativo desde tempranas horas de este jueves. La Fuerza Pública llegó al sitio para garantizar el orden.

Según ellos, la funcionaria los humilla y los agrede verbal y psicológicamente, además de imponer sus propias reglas bajo un sistema represivo.

Enumeran que giró órdenes a los profesores para que no deje salir a los alumnos al servicio o a tomar agua. Tampoco los deja salir a comprar algo fuera del Liceo, pese a que muchos no llevan almuerzo.

Otro de los contratiempos señalados por los estudiantes es que cuando un alumno falta al colegio, posteriormente no acepta las justificaciones enviadas por los padres de familia.

Los gritos y humillaciones, según ellos, son tantos, que ya es común encontrase a profesores o personal del liceo llorando por alguna situación que enfrentaron.

Según las quejas, todas estas situaciones han provocado que muchos alumnos se hayan cambiado de institución o simplemente hayan desertado.

"Ya es mucho, no soportamos más sus malos tratos, nos organizamos para no soportar más esto, queremos estudiar en paz y nos vamos a mantener en huelga hasta que nos manden otra directora", aseguró Reiner Cordero, presidente estudiantil.

El estudiante, Juan David Muñoz, dijo que a él, por ejemplo, lo trató mal por su corte de cabello.

"Me dijo que yo era un imitador, que era un fracasado y sentí que nunca iba a llegar a ser algo en la vida", narró.

Por su parte Karla Miranda, asistente de dirección, dijo que tanto fue el maltrato, que se vio forzada a demandarla.

"Nos humilla, se mete a las aulas sin pedir permiso, le grita a los profesores frente a los estudiantes, un día me dijo que yo era una incapacitada mental, es una funcionaria pública que abusa de su poder", acotó.

Lo que busca es el orden. Consultada al respecto Alvarado, dijo que tanto estudiantes y profesores pretenden acusarla de humillaciones y agresiones verbales, cuando en realidad solo busca disciplina y orden en el colegio.

Alvarado aseguró que lo único que pretende es orientar positivamente a sus estudiantes y el orden entre profesores.

Mientras tanto, y a la espera de una respuesta de las autoridades del MEP, los manifestantes mantendrán cerrados los portones del colegio.

El supervisor de centros educativos del MEP en Pital, Norman Ramírez, afirmó que la directora fue llamada la tarde de este lunes a la Dirección Regional y confía en que para este martes el problema esté solucionado.

Confirmó que la matrícula en ese centro educativo ha bajado y que hay deserción. Afirmó que la situación tensa con la directora tiene más de un año ya que el 20 de mayo del 2013 los estudiantes cerraron por primera vez la institución al alegar maltratos verbales.

Según Ramírez, esa vez se realizó una investigación preliminar contra la directora, pero el 19 de junio del 2014 fue notificada de que la denuncia no tuvo lugar y se archivó el caso.

(Aclaración del 5 de agosto a las 5:50 p. m. En el último párrafo de esta nota dice "Según Ramírez, esa vez se realizó..." cuando lo correcto es "Según el MEP, esa vez se realizó...)