En una intervención de casi cuatro minutos, el legislador aseguró en el plenario que la Fuerza Pública fue pasiva ante la forma de vestir y actos realizados en la marcha del domingo

Por: Aarón Sequeira 29 junio, 2016

El diputado evangélico Abelino Esquivel tomó el micrófono este miércoles en el plenario para decir que varias personas cometieron infracciones al Código Penal en la Marcha de la Diversidad, el domingo pasado.

Según el legislador del partido Renovación Costarricense, el comportamiento de algunos actores teatrales, cuyas fotografías circularon en redes sociales, "atentan contra las buenas costumbres".

"La forma de manifestarse deja mucho que desear. (...) Hicieron cosas que no debieron haber hecho, actos que cualquiera puede interpretar como escenas con contenido sexual. Algunas imágenes que circularon en redes sociales son muy elocuentes y dejan muy poco a la imaginación", aseguró el legislador en una intervención en el plenario del Congreso que duró tres minutos y 49 segundos.

Esquivel citó dos incisos del Código Penal que tipifican como contravención sancionable, con prisión de cinco a 30 a días, a las personas que "en sitio público o lugar privado expuesto a las miradas de los demás profiriere palabras obscenas o ejecutare actos, gestos, actitudes o exhibiciones indecorosas o deshonestas".

Para el diputado, quien es pastor evangélico, la ley también sanciona "a quien en lugar público se mostrare desnudo o exhibiere sus órganos genitales".

El diputado Abelino Esquivel, de Renovación Costarricense, asegura que varias personas contravinieron las buenas costumbres en la Marcha de la Diversidad.
El diputado Abelino Esquivel, de Renovación Costarricense, asegura que varias personas contravinieron las buenas costumbres en la Marcha de la Diversidad.

"Fuerza Pública pasiva". Esquivel se quejó de que ni la Fuerza Pública ni la Policía Municipal actuaron y calificó a estos cuerpos policiales de pasivos.

"Hay que apechugar si convocan y la gente viene, vestida, con atuendos que algunos parecían que iban para otros lugares y no para una marcha pública por la forma en que iban vestidos, tienen que apechugar (los organizadores)", añadió el congresista.

La Marcha de la Diversidad convocó, el domingo, a unas 20.000 personas que caminaron desde el Paseo Colón hasta la plaza de las Garantías Sociales, al costado de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Su principal reclamo fue el poco avance de las iniciativas legales que se tramitan en la Asamblea Legislativa para el reconocimiento de los derechos de las parejas gays y lesbianas, así como el acceso a servicios públicos y sociales para personas transgénero.

"Costa Rica es un país de principios y de valores, de tradiciones sanas, y no la familia costarricense, los niños y las niñas, los jóvenes no se merecen un espectáculo público como este", apuntó el diputado.

Añadió: "En lo privado, cada quien decide qué hacer, que haga lo que quiera, al final de cuentas cada uno le dará cuenta a Dios o a la vida de lo que haga, pero en lo público, hay que pedir respeto".

Las opiniones de Abelino Esquivel sobre la masacre en Orlando también generaron polémica, pues el legislador opinó en su cuenta de Twitter que "hay lugares donde uno no debería estar porque son inseguros", opinión que reafirmó pocos días después en el plenario.

A la marcha asistieron jerarcas del gobierno, como la segunda vicepresidenta, Ana Helena Chacón, y la defensora de los Habitantes, Montserrat Solano.