Entre la carga de trabajo destacan 104 casos resueltos, pero sin el visto bueno

Por: Diego Bosque 24 septiembre, 2014
La nueva jerarca de la Defensoría de los Habitantes, Montserrat Solano, estrenó ayer su despacho. | PABLO MONTIEL.
La nueva jerarca de la Defensoría de los Habitantes, Montserrat Solano, estrenó ayer su despacho. | PABLO MONTIEL.

La nueva defensora de los Habitantes, Montserrat Solano, recibe un despacho con mucho espacio vacío en su escritorio y estantes, pero con una lista de pendientes compuesta por 730 denuncias por resolver.

Para ponerse al día, Solano se dedicará a tiempo completo a revisar los casos acumulados en los últimos dos meses, luego de la renuncia de la exdefensora Ofelia Taitelbaum, el pasado 7 de julio, debido a denuncias en contra de sociedades anónimas en las que participa por supuesta suplantación de identidad y evasión de impuestos.

Del total de asuntos, 104 corresponden a Informes con Recomendación, es decir, a casos ya resueltos que contemplan el envío de recomendaciones a una institución o a un funcionario público para resolver las quejas denunciadas por los ciudadanos.

No obstante, esos archivos deben pasar por la nueva jerarca para que los conozca y formalice los avisos y sugerencias.

El resto de expedientes son Investigaciones, Inadmisibilidades y Recursos de Reconsideración.

Según la oficina de prensa de la la Defensoría de los Habitantes, están trabajando para precisar la cantidad de expedientes por categoría y así asignarlos al área de investigación respectiva.

“Me voy a reunir con las direcciones de departamento para ver esos casos. Estamos estableciendo un plan de emergencia para ver si lo sacamos lo más pronto posible, pero sí nos va a tomar varias semanas”, reconoció Solano.

El primer encuentro formal entre los funcionarios de la Defensoría y Solano –quien fue juramentada el lunes– se realizó ayer.

La cita fue breve y sirvió para que Solano empiece a ganar la confianza de un grupo de empleados dirigidos por la misma jefa (Taitelbaum) desde diciembre de 2009.

“Es un orgullo llegar a esta institución para trabajar con un equipo de tan alta calidad”, expresó Solano en sus primeras palabras a sus subalternos.

Enfoque. La periodista y abogada con especialidad en derechos humanos dijo que se enfocará en combatir la discriminación, la iniquidad y la exclusión social.

También adelantó que analizará las tarifas de servicios públicos para definir si se cobra lo justo.

Sobre las uniones entre personas del mismo sexo, subrayó que el tema le compete a la Asamblea Legislativa y esperarán su evolución.

Además, reconoció que entre los retos que enfrenta su gestión destaca la mejoría en el proceso de seguimiento a las denuncias.

“Hay que trabajar en una verdadera estrategia de incidencia. Primero, evaluar cuáles son las instituciones que incumplen las recomendaciones, las razones por las que las incumplen y, posteriormente, generar una campaña de seguimiento de las recomendaciones emitidas”, detalló Solano.

Tras un largo proceso de selección entre más de 90 postulantes, el Congreso elegió a Solano el pasado 9 de setiembre. Contó con el voto de 29 diputados.