Le otorgarían mayor autonomía para gestionar impuestos y servicios públicos

 8 septiembre, 2014
Los secesionistas opinan que nuevas propuestas a estas alturas carecen de credibilidad
Los secesionistas opinan que nuevas propuestas a estas alturas carecen de credibilidad

El gobierno británico dijo ayer que estaba dispuesto a ceder más poderes a Escocia si sus ciudadanos deciden mantenerse dentro del Reino Unido.

El plan fue anunciado tras la publicación de una encuesta que por primera vez da la victoria a los separatistas en el referendo del 18 de setiembre.

En declaraciones a la BBC, el ministro de Finanzas, George Osborne, dijo que los principales partidos parlamentarios del Reino Unido — conservadores, laboristas y liberaldemócratas — han consensuado una transferencia de competencias a Edimburgo que contempla una "mucho mayor" autonomía para gestionar impuestos y servicios públicos, que sería puesto en marcha si Escocia decide no separarse.

Osborne dijo que el "plan de acción" sería detallado en los próximos días.

"La gente debería saber que si votan 'No', están votando por mayor devolución, más poderes para Escocia y sin los riesgos de la separación. Creo que es lo mejor de los dos mundos", puntualizó.

Alex Salmond, jefe del gobierno escocés y del plan secesionista, dijo que nuevas propuestas a estas alturas carecían de credibilidad.

"Esta es una medida de pánico porque ven que el 'Sí' está ganando. Intentan sobornarnos, pero no funcionará", afirmó el promotor del plebiscito.

Asimismo, John Swinney, el secretario de Finanzas escocés, dijo que "la única garantía de poderes adicionales para Escocia para un parlamento escocés es votar 'Sí'", indicó el diario The Guardian.