16 marzo, 2014

Moscú. AP. Decenas de miles de personas se reunieron en Moscú ayer para marchar contra un referendo en Crimea , apoyado por el Kremlin y que podría llevar a la península a separarse de Ucrania y anexarse a Rusia.

Millares marcharon ayer en Moscú contra el referéndum en Crimea. | AP
Millares marcharon ayer en Moscú contra el referéndum en Crimea. | AP

Fue la protesta más grande desde el 2012 contra el Gobierno .

Los manifestantes portaban banderas rusas y ucranianas, mientras activistas de la oposición –incluso dos integrantes de la banda punk Pussy Riot que estuvieron en prisión por un acto de protesta contra el Gobierno– gritaban “¡No a la guerra!” y “¡Putin, vete!” desde un escenario.

No muy lejos de ahí y cerca del Kremlin, miles de personas vestidas de rojo marcharon en fila para manifestar su apoyo a la intervención rusa en la región ucraniana.

Hoy, en la península de Crimea, se realizará un referéndum para determinar si se separa de Ucrania y busca posteriormente la anexión con Rusia. La consulta la ha criticado gran parte de la comunidad internacional, que la ve ilegítima .

Aunque los niveles de aprobación del presidente Vladimir Putin subieron desde que anunció la disposición de Rusia a usar la fuerza en Ucrania, la manifestación opositora del sábado demostró que no todos están felices con la decisión.

“Amo Ucrania, es Putin quien necesita guerra y un imperio, yo no”, manifestó Dimitri Maksimov, abogado de 29 años que traía un ramo de flores pintadas de azul y amarillo, que son los colores de la bandera ucraniana.

Nadezhda Tolokonnikova, del grupo Pussy Riot, pidió desafiar a las autoridades.