La Justicia belga emite una orden de captura contra un presunto terrorista

 16 noviembre, 2015

París y Bruselas. EFE y AFP. Los atentados terroristas ocurrieron en París, pero es casi seguro que se planificaron en Bélgica, y por ello las pesquisas de las autoridades francesas y belgas se concentran sobre ese país.

La pista terrorista cobró fuerza el domingo con claros vínculos que llevaron a la detención de siete sospechosos y a poner al descubierto de que al menos una parte de los ataques se organizaron desde Bruselas.

La Justicia belga emitió una orden internacional de captura de Salah Abdeslam, de 26 años, uno de los presuntos implicados en los golpes y quien residía en un barrio de Bruselas.

Mientras, los parisinos rindieron tributo a las 129 personas que murieron en la serie de atentados, que también causaron heridas a 352.

En la iglesia de Notre Dame sonaron las campanas a las 18:15 (11:15 a. m. en Costa Rica) antes de una misa en la que participaron personalidades de todo el país. El lunes habrá un minuto de silencio en Francia y en los otros países de la Unión Europea (UE).

La conexión belga fue puesta de relieve por el ministro del Interior francés, Bernard Cazaneuve, quien dijo el domingo que los ataques se planearon en el exterior .

.
.

Miradas a Bruselas. Uno de los focos de atención está sobre la ciudad de Bruselas, propiamente en la comuna de Molenbeek , donde han vivido o se han ocultado yihadistas.

De los siete suicidas que participaron en los ataques del viernes, tres ya fueron identificados y son franceses, con edades de entre 20 y 31 años.

Dos de ellos vivían en Bruselas, uno en el barrio de Molenbeek, según la Fiscalía belga. El primero se hizo estallar cerca del Estadio de Francia y el otro en el bulevard Voltaire, en el este de París . Ambos murieron.

Según fuentes de la investigación este último sería el hermano de Salah Abdeslam y también hermano de otro hombre detenido el sábado en Bélgica.

El tercer suicida, quien ya fue identificado el viernes, es Omar Ismail Mostefai, de 29 años, que actuó en el atentado al salón de conciertos Bataclan.

Los investigadores intentan ahora determinar si algunos de los siete aprehendidos en Bélgica el sábado están también implicados en los atentados.

Uno de los detenidos en Molenbeek había alquilado uno de los dos autos localizados y fue identificado en un control el sábado en Cambrai, en el norte de Francia, cerca de la frontera belga.

La Fiscalía federal de Bélgica confirmó el domingo que se hallaron dos coches con matrículas belgas en París, uno cerca de la sala de conciertos y otro en los alrededores del cementerio parisino de Père Lachaise.

Estos vehículos fueron alquilados a principios de esta semana en la región bruselense.

La Policía francesa hizo un llamamiento a los ciudadanos para que aporten cualquier testimonio sobre el eventual paradero de Salah Abdeslam, nacido en Bruselas, quien había alquilado el Volkswagen Polo con el que los asaltantes de la Bataclan llegaron a la sala de conciertos para cometer la masacre en la que murieron 89 personas.

Los atentados del viernes en París fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico, cuyos miembros están siendo bombardeados por Francia en Irak, desde hace un año, y en Siria desde hace un mes.