El senador se convierte así en el primer precandidato formal del Partido Republicano

 23 marzo, 2015
Cruz es un crítico de la reforma migratoria de Obama
Cruz es un crítico de la reforma migratoria de Obama

Washington

El senador de origen cubano y miembro del ultraconservador Tea Party, Ted Cruz, confirmó por Twitter su candidatura a la investidura republicana para las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

"Me postulo a presidente y espero obtener su apoyo", escribió Cruz en su mensaje en la red social.

De 44 años, Cruz se convierte así en el primer republicano en lanzarse a la carrera presidencial para los comicios del año próximo, anticipándose a Jeb Bush y a otras figuras de la derecha nacional.

En un video de 30 segundos publicado en Twitter la madrugada del lunes, Cruz dijo que es tiempo de "restaurar" el país y llamó a los jóvenes conservadores a apoyarlo.

"Esta es la hora de la verdad, el momento de levantar el desafío, como los americanos lo han hecho siempre", sostuvo.

"Necesitamos una nueva generación de conservadores valientes para restaurar la grandeza de Estados Unidos y estoy listo a dirigir el combate con ustedes", agregó.

Excelente orador y abogado de renombre de causas conservadoras, principalmente ante la Corte Suprema a nombre del estado de Texas (sur), Ted Cruz , un "conservador sin complejos" centrará su campaña en los temas habituales del Tea Party, según el Houston Chronicle.

— Ted Cruz (@tedcruz) marzo 23, 2015

El mes pasado, el senador reconoció que "2016 parece ser una carrera muy reñida", con muchos candidatos.

Del lado republicano, además del exgobernador de Florida Jeb Bush —hijo y hermano de presidentes— también suenan como precandidatos el senador Marco Rubio —hijo de inmigrantes cubanos—, el liberal Rand Paul —hijo del excongresista y candidato presidencial Ron Paul y el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie.

Cruz es un fuerte crítico de la administración Obama y de los demócratas, y ya ha comenzado a atacar a los potenciales candidatos demócratas para 2016. Refiriéndose a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton declaró recientemente que "personifica la corrupción de Washington".

A pesar de su apellido, es también uno de los más fervientes opositor a la reforma migratoria del presidente Obama, con la que el actual mandatario espera regularizar la situación de cinco millones de personas, y que Cruz tilda de "amnistía ilegal".

En algunas ocasiones ha arremetido incluso contra Jeb Bush y otros republicanos por su falta de firmeza en el tema de la inmigración.