Opositores se abstuvieron de votar tras alegar que el mandatario acumula demasiado poder

 14 mayo, 2014

Nicaragua

La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó este miércoles la reforma a una ley que permitirá al presidente Daniel Ortega manejar de forma directa la industria maderera del país.

La reforma a la Ley de Organización, Competencia y Procedimiento del Poder Ejecutivo fue aprobada con el voto de los 63 diputados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), 3 en contra y 21 abstenciones.

Dicha reforma hizo posible que el Instituto Nacional Forestal (Inafor) pasara a ser regido directamente por la Presidencia de la República, y ya no por el Ministerio Agropecuario Forestal.

Quienes se abstuvieron fueron los miembros de la Bancada Alianza Partido Liberal Independiente (BAPLI), por considerar que Ortega está acumulando demasiado poder.

"Estamos dejando excesivamente la administración en una sola persona", criticó el diputado de la BAPLI, Carlos Langrand.

Daniel Ortega en una visita a San Carlos de Nicaragua. | ARCHIVO
Daniel Ortega en una visita a San Carlos de Nicaragua. | ARCHIVO

A inicios del presente año los diputados del FSLN habían aprobado reformas de leyes que aumentaron el control del presidente, en este caso Ortega, sobre el Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional.

Otra preocupación expresada por la BAPLI es que el gobierno tiene una empresa llamada Alba Forestal, con recursos de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba), dedicada al negocio de la madera.

Langrand dijo que no es correcto que la Presidencia regule la industria de la madera y a la vez tenga una empresa maderera, porque hay conflicto de interés.

El FSLN explicó que la medida reducirá gastos al gobierno.

Etiquetado como: