20 febrero, 2016
Clinton celebra su triunfo luego de las primeras proyecciones de los medios estadounidenses.
Clinton celebra su triunfo luego de las primeras proyecciones de los medios estadounidenses.

Hillary Clinton superó el sábado a Bernie Sanders en las asambleas de Nevada, al capitalizar un electorado demócrata más diverso que podría impulsarla hacia una victoria crucial por la candidatura presidencial demócrata.

Clinton se impuso en la tercera escala del proceso interno demócrata con el respaldo del voto de mujeres, sindicalistas, minorías y electores que creen que la ex secretaria de Estado tendría mayores probabilidades de ganar las elecciones presidenciales de noviembre, según una encuesta de entrada.

Marvin Teske, de 53 años, guardia de seguridad en un casino en Reno, expresó preocupación de que Sanders pudiera tener dificultades para ganar la elección presidencial.

El senador de Vermont atrae principalmente a los liberales blancos, un sector relativamente pequeño del Partido Demócrata.

"Está muy cargado a la izquierda, pero estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dice. Aunque me disgusta que todo lo que prometa nunca sucederá", afirmó Teske. "Hillary me ha agradado siempre".

La victoria de Clinton en Nevada pone de relieve el desafío que afronta Sanders a medida que la contienda interna vira hacia los estados del sur, como South Carolina, donde tendrá lugar el 27 de febrero.

Según encuestas, los electores de grupos minoritarios, un sector crucial del electorado demócrata, favorece considerablemente a Clinton.

Clinton casi se cruzó con Sanders en el casino Harrah's la mañana del sábado, menos de una hora antes de que comenzaran las asambleas. Ella trataba de motivar en el área de Las Vegas a los votantes de las minorías y trabajadores sindicalizados, que podrían darle la ventaja sobre Sanders.

Sanders se metió en una cafetería para saludar de mano a los trabajadores. Unos 10 minutos más tarde, Clinton entró para hacer lo mismo.

Hay 23 delegados en juego. En 2008, Clinton ganó el voto popular en el estado, pero entonces el senador por Illinois Barack Obama recibió un delegado más, debido a la naturaleza peculiar de los caucus.