Centros escolares podrán reabrir sus puertas cuando se descarte el peligro

 16 diciembre, 2015

Los Ángeles. AP. Todas las escuelas en el distrito escolar de Los Ángeles recibieron este martes la orden de cerrar debido a un mensaje anónimo amenazante recibido por correo electrónico.

La matanza en la cercana ciudad de San Bernardino –el 3 de diciembre–, donde 14 personas perdieron la vida, influyó en la decisión de cerrar todas las escuelas, a las que asisten 640.000 estudiantes, dijo el superintendente Ramón Cortines.

Un funcionario policial informó de que la amenaza la recibió un miembro del Consejo Escolar, vía correo electrónico, la tarde del lunes y parecía provenir del extranjero. El funcionario dio declaraciones bajo condición de anonimato, porque no estaba autorizado para hablar sobre la investigación.

Las autoridades de la ciudad de Nueva York dijeron haber recibido la misma amenaza, pero concluyeron que era falsa. El alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, se manifestó “absolutamente convencido” de que los estudiantes no corrían peligro.

Mapa de ubicación.
Mapa de ubicación.

El comisionado de la Policía de Nueva York, William Bratton, opinó que los funcionarios de Los Ángeles exageraron al cerrar el segundo sistema escolar más grande del país.

Añadió que el superintendente escolar recibió un correo electrónico amenazante, la mañana del martes. Bratton indicó que la persona que lo escribió dijo ser yihadista, pero cometió errores que evidenciaron que se trataba de una broma.

Horas después, el demócrata de mayor rango en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes dijo que se presumía que la amenaza era falsa.

.
.

Las autoridades de Los Ángeles justificaron su medida. “Es muy fácil en retrospectiva criticar una decisión”, afirmó el jefe policial de Los Ángeles en una conferencia de prensa.

Investigación. Las autoridades angelinas no dieron detalles de la amenaza, al decir que aún la analizaban, pero agregaron que la medida se tomaba como exceso de precaución. Los centros escolares estarán cerrados hasta despejar toda duda al respecto.

Las escuelas de Los Ángeles con frecuencia reciben amenazas, pero el superintendente Cortines calificó esta de “inusual”.

“No fue a una, dos o tres escuelas”, dijo en conferencia de prensa. “Fue a varias escuelas aunque no especificadas, pero había varias escuelas”, insistió. “Por ese motivo tomé esta medida”.

Cortines indicó que cada instalación debió ser revisada. Asimismo, pidió reportes para constatar que estén seguras. El distrito cuenta con más de 900 escuelas y 187 escuelas públicas independientes de la Junta Escolar.