Empresa aún no informa sobre fuentes de financiamiento ni fecha de inicio

 29 junio
Habitantes de la isla de Ometepe, en el lago de Nicaragua, protestaron en enero del 2017 contra los planes de construir un canal interoceánico.
Habitantes de la isla de Ometepe, en el lago de Nicaragua, protestaron en enero del 2017 contra los planes de construir un canal interoceánico.

Managua

El proyecto del canal interoceánico de Nicaragua, tres veces más largo que el de Panamá, "continúa su curso" en los planes de la concesionaria china HKND, aunque no tiene fecha para iniciar su construcción, informó este jueves la compañía.

Tras meses de silencio, HKND emitió un comunicado en el que afirma que el proyecto "continúa su curso" y que "está trabajando con socios internacionales para llevar adelante los diseños de la esclusa oeste y el Puerto de Brito en el lado Pacífico".

Las obras estaban previstas para comenzar en 2015, según los planes de HKND y del gobierno, pero fueron aplazadas para finales del 2016 sin que aún hayan comenzado.

El comunicado no menciona una fecha para iniciar las obras, ni detalla las fuentes de financiamiento para cubrir la inversión, calculada en $50.000 millones.

HKND recibió la concesión para construir y administrar el canal por 50 años, renovables por otros 50.

La vía interoceánica de 278 kilómetros desplazaría a cientos de campesinos en el trazado de la ruta, mientras que ecologistas advierten de daños al lago Cocibolca, la segunda fuente de agua dulce de América Latina después del Titicaca, de Perú y Bolivia.

Pobladores asentados en la zona por donde cruzará el canal han realizado 88 marchas de protesta en cuatro años y han expresado dudas de que se construya la obra porque no ven movimiento de construcción.

Pese a las dudas, HKND menciona en el comunicado que "la empresa tiene como objetivo iniciar la construcción de un puerto" en la localidad de Brito, en el Pacífico.

"Estamos finalizando la revisión del diseño del puerto, con base en los últimos resultados de la investigación del subsuelo y los estudios de operación del canal", indica la comunicación.

El rediseño del puerto prevé riesgos de desastres naturales como terremotos y tsunamis y una mayor capacidad portuaria sobre la base del posible tráfico del canal.

También señala que las esclusas, que son la estructura "más esencial y compleja del proyecto", están en fase de diseño y de revisión de la información geotécnica para su ubicación en el oeste, lo que evitaría las fallas sísmicas que eran evidentes en la ubicación anterior.

También hay estudios sobre hidrología, balance hídrico y salinidad a fin de garantizar una mayor seguridad y el menor impacto ambiental de la infraestructura, según la empresa.

Etiquetado como: