Trump pretende castigar a quienes hagan negocios con Corea del Norte

 3 septiembre
Un grupo de ciudadanos de Corea del Norte observaron el boletín especial que emitió, este domingo, el Gobierno para anunciar el reciente ensayo nuclear.
Un grupo de ciudadanos de Corea del Norte observaron el boletín especial que emitió, este domingo, el Gobierno para anunciar el reciente ensayo nuclear.

Washington

Estados Unidos está listo para usar su capacidad nuclear si Corea del Norte sigue amenazando su territorio o a sus aliados, dijo el presidente Donald Trump en diálogo telefónico con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, informó este domingo la Casa Blanca.

"El presidente Trump reafirmó el compromiso de Estados Unidos para defender nuestra patria, territorios y aliados, usando todas las opciones diplomáticas, convencionales y nuestra capacidad nuclear disponible", indicó en un comunicado la Casa Blanca, luego de que Pyongyang realizara un ensayo nuclear este sábado.

"Ambos dirigentes condenaron la continuación de las acciones de desestabilización y de provocación de Corea del Norte, confirmaron los indestructibles compromisos mutuos de los dos países en materia de defensa, y se comprometieron a seguir cooperando estrechamente", señala el texto.

El encuentro tenía por objetivo examinar las consecuencias del sexto ensayo nuclear norcoreano, que se trató, según Pyongyang, de una prueba de bomba de hidrógeno, mucho más potente que la bomba atómica.

Unas horas antes, Washington había advertido a Pyongyang que podría desencadenar "una respuesta militar masiva" si amenazaba a su territorio o al de sus aliados.

Trump denunció este domingo acciones "muy hostiles y peligrosas para Estados Unidos" por parte de Pyongyang, antes de encabezar la reunión con su equipo de seguridad nacional, incluido el secretario de Defensa, Jim Mattis, y varios jefes militares en la Casa Blanca.

Al término de la reunión, Mattis lanzó nuevas advertencias a Corea del Norte: "toda amenaza contra Estados Unidos o sus territorios, incluida Guam o nuestros aliados, será objeto de una respuesta militar masiva", dijo.

"No estamos buscando la aniquilación total de un país, sea Corea del Norte. Pero como dije, tenemos muchas opciones para hacerlo", agregó el también jefe del Pentágono, junto al general Joe Dunford, jefe del estado mayor conjunto de las fuerzas armadas.

"Tenemos numerosas opciones militares y el presidente deseaba estar informado de cada una de ellas", señaló Mattis.

Más temprano el mandatario estadounidense, cuyas pasadas advertencias al régimen norcoreano han sido desoídas, dijo en Twitter que "Estados Unidos está considerando, además de otras opciones, detener todo el comercio con todo país que haga negocios con Corea del Norte".

La televisión norcoreana llamó el ensayo nuclear un "éxito perfecto" y poco antes el gobierno difundió imágenes del líder Kim Jong-un inspeccionando lo que se presentaba como una bomba H (de hidrógeno) capaz de ser instalada sobre el nuevo misil balístico intercontinental que posee su país.

La sorpresiva explosión subterránea, que parece haber excedido la magnitud de la bomba atómica de Hiroshima (Japón), fue el sexto y más potente ensayo nuclear de Corea del Norte hasta la fecha.

Corea del Norte nunca ha escondido que sus programas tienen como objetivo poner a punto misiles balísticos intercontinentales capaces de alcanzar el continente estadounidense.

"Corea del Norte realizó un ensayo nuclear de envergadura", había escrito más temprano Trump en Twitter. "Corea del Sur ya se ha dado cuenta, como les dije: un apaciguamiento con Corea del Norte no funcionará, ísólo entienden una cosa!", agregó.

Corea del Sur lanzó este domingo un ejercicio con misiles balísticos "de tipo Hyunmoo y aviones caza F-15K", según indicó la agencia de noticias estatal Yonhap.

 El presidente Donald Trump y su esposa luego de los servicios de este domingo en la Iglesia de San Juan en Washington.
El presidente Donald Trump y su esposa luego de los servicios de este domingo en la Iglesia de San Juan en Washington.

Las Fuerzas Armadas surcoreanas señalaron que el alcance de los blancos simulados fue equivalente a la distancia del sitio de ensayos nucleares norcoreano Punggye-ri en el noreste del país.

China, Rusia, Japón, Corea del Sur y Francia condenaron rápidamente esta nueva violación de las múltiples resoluciones de la ONU que exigen el fin de los programas nuclear y balístico de Corea del Norte. Moscú hizo además un llamado a la calma.

El Consejo de Seguridad de la ONU discutirá este lunes en una reunión de emergencia una respuesta internacional al incidente, que el secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, denunció como "profundamente desestabilizador".

El presidente surcoreano, Moon Jae-In, que había abogado por un diálogo con el Norte, solicitó "el castigo más fuerte" contra Pionyang.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, se dijeron favorables a "un endurecimiento" de las sanciones de la Unión Europea contra el régimen de Kim Jong-un.

Sin embargo, el líder ruso, Vladimir Putin, pidió en una conversación telefónica con el primer ministro japonés, Shinzo Abe "no ceder a la emoción, actuar de manera calma y ponderada".

Una opción militar contra el régimen de Kim Jong-un es extremadamente arriesgada porque podría generar una reacción en cadena y un grave conflicto regional, estiman expertos.

Trump no dio detalles sobre su advertencia comercial, pero el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo a Fox News que preparaba un "paquete de sanciones" para que "aquellos que realicen negocios con ellos ( Corea del Norte) no podrán hacerlo con nosotros". "Trabajaremos junto con nuestros aliados. Trabajaremos con China", apuntó.

No obstante, a pie juntillas, el peso de las sanciones esbozadas por Trump y Mnuchin caerían fuertemente sobre China, el único aliado de Pionyang y comprador del 90% de las exportaciones norcoreanas.

La televisión estatal norcoreana divulgó una imagen de la orden manuscrita de Kim Jong-un en la que pedía que el ensayo se llevara a cabo el 3 de setiembre a mediodía.

Las bombas H son mucho más potentes que las bombas atómicas ordinarias que Corea del Norte ya ha probado.

La situación en la península ya estaba tensa en julio pasado cuando Pionyang llevó a cabo dos ensayos exitosos de un misil balístico intercontinental, que pondrían al territorio estadounidense al alcance de un ataque norcoreano.

Etiquetado como: