Christopher Wray promete mantener la agencia al margen de influencia 'política o partidista'

 12 julio
El nominado para director del FBI, Christopher Wray, testifica en el Capitolio en su audiencia de confirmación ante el Comité Judicial del Senado, este miércoles 12 de julio.
El nominado para director del FBI, Christopher Wray, testifica en el Capitolio en su audiencia de confirmación ante el Comité Judicial del Senado, este miércoles 12 de julio.

Washington

El hombre nominado por el presidente Donald Trump para ser el próximo director del FBI se pronunció en desacuerdo con el mandatario el miércoles al afirmar que no es cierto que la investigación sobre la intromisión de Rusia en la campaña electoral del 2016 sea una "cacería de brujas".

Christopher Wray, postulado el mes pasado por Trump para dirigir la principal agencia policial del país, dijo en una sesión de confirmación en el Senado que nunca permitirá que las influencias políticas desvíen la misión de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

La tarea del FBI se orientará por "los hechos, las leyes y la búsqueda imparcial de justicia", dijo Wray. Agregó: "Mi lealtad es únicamente con la Constitución y al Estado de derecho. Ellos han sido mis guías durante toda mi carrera, y seguiré apegado a ellos sin importar el desafío".

Trump ha dicho que la investigación sobre la posibilidad de que su campaña conspiró con Rusia para ganar las elecciones el año pasado no es más que una "farsa". La investigación ahora es dirigida por un fiscal independiente, Robert Mueller, quien fue director del FBI.

Wray, ungido para el cargo luego que Trump destituyó abruptamente a James Comey, dejó en claro que en el tema está en desacuerdo con el presidente.

"No considero que el fiscal Mueller se ha embarcado en una cacería de brujas", dijo en respuesta a preguntas del senador republicano Lindsey Graham.

FBI independiente. Prometió dirigir el FBI "sin permitir influencia alguna política o partidista", y advirtió de que considerará inaceptable todo intento de interferir con la pesquisa dirigida por Mueller.

Cuando fue destituido el 9 de mayo, Comey afirmó que Trump le exigió lealtad absoluta durante una cena en la Casa Blanca. Sostuvo que Trump le había pedido poner fin a la investigación en torno al exasesor de seguridad nacional Michael Flynn.

Christopher Wray expuso el miércoles sus criterios sobre la labor del FBI y la investigación de la conexión rusa durante una audiencia de confirmación en el Comité Judicial del Senado.
Christopher Wray expuso el miércoles sus criterios sobre la labor del FBI y la investigación de la conexión rusa durante una audiencia de confirmación en el Comité Judicial del Senado.

Wray afirmó que Trump no le exigió lealtad y que, si lo hiciese, él no aceptaría.

De ser confirmado, Wray, de 50 años, dirigirá la principal agencia policial del país en momentos particularmente delicados. Comey era ampliamente admirado dentro de la agencia y quien estaba en medio de la investigación sobre posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia para ganar las elecciones.

A pesar de ello, la audiencia, la primera vez que se le examina a Wray en público desde su postulación, estuvo prácticamente exenta de denuncias o retórica, lo cual parece ser apropiado dado que allegados de Wray lo califican de tranquilo y sereno.

Wray parece contar con apoyo bipartidista.

El debate se centró casi exclusivamente en la investigación sobre Rusia y Wray reiteradamente expresó cuánto respeta a Mueller y su trayectoria. Indicó que no tiene razón para dudas de la evaluación de las agencias de inteligencia estadounidenses, de que Rusia trató de infiltrarse en los sistemas computarizados estadounidenses para afectar las elecciones.