El mandatario ordenó la suspensión de visas y la congelación de bienes en territorio estadounidense de siete funcionarios militares

 9 marzo, 2015

Washington

El presidente Barack Obama mientras hablaba el sábado en la ciudad de Selma, Alabama, durante la conmemoración de los 50 años de la marcha por el derecho al voto de los negros. | AP
El presidente Barack Obama mientras hablaba el sábado en la ciudad de Selma, Alabama, durante la conmemoración de los 50 años de la marcha por el derecho al voto de los negros. | AP

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, emitió el lunes una orden ejecutiva en la que declara la situación en Venezuela como amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses.

La acción ejecutiva ordena la suspensión de visas y la congelación de bienes en territorio estadounidense de siete funcionarios militares y policiales venezolanos.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que la acción ejecutiva tiene un alcance mayor a la ley de sanciones que emitió Obama en diciembre.

Los funcionarios sancionados son el Comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Central (REDI Central) Antonio Benavides Torres; el director de la policía política SEBIN Gustavo González López; el presidente de la Corporación Venezolana de Guayana y excomandante de la Guardia Nacional Justo Noguera Pietri y la fiscal 20 del Ministerio Público Katherine Haringhton.

La lista de sancionados la completan el director de la Policía Nacional Bolivariana Manuel Pérez Urdaneta, el comandante de la 31 brigada armada del Ejército Manuel Bernal Martínez y el Inspector General de las Fuerzas Armadas Miguel Vivas Landino.

La Casa Blanca responsabiliza a estos funcionarios de violar los derechos humanos al reprimir las protestas callejeras que dejaron 43 muertes el año pasado.

A la fiscal Haringhton le señala haber formulado cargos criminales a líderes de la oposición usando correos electrónicos fraudulentos.

Los dos países no intercambian embajadores desde 2010.