28 abril, 2016

Guatemala

Al menos 70 sindicalistas fueron asesinados entre 2004 y 2013, denunció la Red de Defensores de Derechos Laborales de Guatemala, y aseguró que el país sigue siendo peligroso para ser un dirigente gremial.

En su primer informe, que presentó este martes a la prensa luego de ser conformada en 2015, la Red aseguró que del total de crímenes documentados, solo 18 fueron juzgados y cuentan con una sentencia firme, mientras que el resto está bajo investigación.

"Los niveles de impunidad siguen siendo alarmantes, la violencia antisindical también se manifiesta en las agresiones físicas y maltrato verbal", comentó Julio Coj, de la Unidad Sindical de Trabajadores de Guatemala (Unsitragua).

Aseguró que los efectos de la violencia contra los sindicalistas "está haciendo mucho daño al movimiento".

En los últimos 20 años la tasa del sindicalismo se ha reducido de forma drástica, explicó Según Coj, en 1996 la tasa era de entre 11% y 12% de la Población Económicamente Activa (PEA) y ahora solo alcanza el 1,6 por ciento.

La PEA se estima en la actualidad en 4,5 millones de personas en Guatemala.La Red recordó en su informe que derivado de las violaciones permanentes a los derechos laborales y libertad sindical de parte del Estado, Guatemala está a la espera de que la OIT determine si designa o no una comisión de encuesta para el país.

"Los niveles de impunidad siguen siendo alarmantes, la violencia antisindical también se manifiesta en las agresiones físicas y maltrato verbal"--Julio Coj, de la Unidad Sindical de Trabajadores de Guatemala.

La organización, que aglutina al movimiento sindical y popular exhortó al Ministerio Público a fortalecer la investigación de los hechos que afectan a los dirigentes gremiales.

También pidieron al Organismo Ejecutivo que se establezcan convenios de cooperación interinstitucional para garantizar que el Ministerio de Gobernación proteja a los trabajadores.

Etiquetado como: