El pontífice viajaba en un vehículo del aeropuerto a la nunciatura apostólica, pero subió a un papamóvil descubierto para tener un primer abrazo con los ecuatorianos

 5 julio, 2015
El Papa Francisco saludó a los ecuatorianos en un trayecto de ocho kilómetros hacia la sede de la nunciatura donde pasará su primera noche, en Ecuador.
El Papa Francisco saludó a los ecuatorianos en un trayecto de ocho kilómetros hacia la sede de la nunciatura donde pasará su primera noche, en Ecuador.

Quito

El papa Francisco recorrió ocho kilómetros en un papa móvil abierto por las calles de Quito, donde miles de seguidores se agolparon para saludarlo en este primer contacto con los ecuatorianos.

El papa fue recibido por las autoridades y el presidente del país, Rafael Correa, en el aeropuerto Mariscal Sucre, en una ceremonia sin demasiados fastos, donde se oyeron los himnos y se pronunciaron sendos discursos.

Posteriormente, el pontífice emprendió su viaje en un vehículo hacia la nunciatura apostólica, a unos 40 kilómetros del aeropuerto; pero se bajó y subió a un papamóvil descubierto para tener un primer abrazo con los ecuatorianos, faltando tan solo ocho kilómetros para llegar a su destino.

El papa Francisco saludó a los ecuatorianos en un trayecto de ocho kilómetros hacia la sede de la nunciatura donde pasará su primera noche, en Ecuador.
El papa Francisco saludó a los ecuatorianos en un trayecto de ocho kilómetros hacia la sede de la nunciatura donde pasará su primera noche, en Ecuador.

La multitud recibió al pontífice argentino lanzando flores y, en algunas ocasiones, la cantidad de gente agolpada a los lados de la carretera hizo difícil la circulación del vehículo.

Este domingo, el papa Francisco no tiene más actos y descansará del largo viaje de 13 horas, ya que mañana partirá a Guayaquil, en la costa Pacífica de Ecuador.

Su visita a Ecuador es la primera de este periplo por Latinoamérica que le llevará también a Bolivia y Paraguay, en un viaje de un total de nueve días.