Político garantiza en entrevista con Univisión que no ve redadas masivas

 20 septiembre, 2012
 Romney (der.) participó ayer en una entrevista con los presentadores de la cadena Univisión, María Elena Salinas y Jorge Ramos, en Miami. | AP
Romney (der.) participó ayer en una entrevista con los presentadores de la cadena Univisión, María Elena Salinas y Jorge Ramos, en Miami. | AP

Coral Gables, Florida, EE. UU. AP. El candidato republicano a la presidencia, Mitt Romney, aseguró ayer que si gana las elecciones no realizará deportaciones masivas ni redadas, y en cambio promoverá una solución permanente para el tema de la inmigración.

“No vamos a tener redadas de personas en el país para deportar, no vamos a tener redadas de 12 millones de personas”, manifestó Romney en una entrevista con los periodistas María Elena Salinas y Jorge Ramos, de la cadena Univisión. “Voy a implementar una reforma migratoria permanente”, sostuvo mientras el público que participaba en la entrevista lo aplaudía con fervor.

En la entrevista de cerca de 45 minutos, Romney aseguró también que le interesa ayudar a México a superar los problemas relacionados con el tráfico de drogas, de la misma manera que Estados Unidos ayudó a Colombia.

La entrevista por la principal cadena de televisión en español de Estados Unidos, tiene lugar dos días después de que Romney les dijera, a manera de broma, a los donantes de su campaña que si fuera latino aumentarían sus posibilidades de triunfo . Fue concertada con anterioridad al escándalo y anunciada por Univisión el 12 de setiembre.

Horas antes, en Atlanta, Romney afirmó ante donadores de campaña que sí le interesan los pobres y la clase media en Estados Unidos, en su intento por frenar las críticas que le han llovido y enfrentar el desasosiego interno de su partido tras los comentarios que hizo –grabados en secreto– de que él no tenía por qué preocuparse por la mitad del país que no paga el impuesto sobre ingresos.

La Casa Blanca acusó al candidato presidencial republicano de intentar desesperadamente distraer la atención del video, mientras que los aliados políticos de los demócratas intensifican las críticas hacia los comentarios capturados en la cinta.

Los demócratas han acogido con interés la difusión del video porque ha quitado atención a la debilidad de la economía actual, que era punto de permanente debate en la campaña.

Romney intentó corregir cualquier impresión de que no le preocupan los estadounidenses promedio durante un acto de recaudación de fondos efectuado la tarde de ayer en Atlanta y al que asistieron el gobernador Nathan Deal y otros dirigentes estatales del Partido Republicano.