Nuevo mandatario anució que una de sus prioridades es restablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela

 1 julio, 2014

Ciudad de Panamá

El empresario Juan Carlos Varela asume el poder este martes en Panamá con el compromiso de terminar la ampliación del Canal y hacer que el crecimiento económico del país, uno de los mayores de la región, favorezca a los más pobres.

Varela, un empresario del licor de 50 años, se ceñirá la banda presidencial en un acto masivo en el estadio Rommel Fernández de la capital panameña en presencia de los presidentes centroamericanos, salvo el nicaragüense Daniel Ortega, Mariano Rajoy (España), Ma Ying-jeou (Taiwán), y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

Varios grupos han convocado manifestaciones a favor y en contra del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien no ha confirmado su asistencia al acto.

Maduro rompió relaciones diplomáticas con Panamá el pasado 5 de marzo al considerar al gobierno del presidente saliente, Ricardo Martinelli, como "lacayo" de Estados Unidos.

El presidente electo de Panamá, Juan Carlos Varela, celebró la victoria en las elecciones juntos a sus simpatizantes el domingo anterior en Ciudad de Panamá.
El presidente electo de Panamá, Juan Carlos Varela, celebró la victoria en las elecciones juntos a sus simpatizantes el domingo anterior en Ciudad de Panamá.

Sin embargo, Varela anució que una de sus prioridades es restablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela.

Retos. Entre los retos del gobierno de Varela está terminar los trabajos de ampliación del Canal de Panamá, que llevan más de un año de atraso, lo que pospone la entrada a las arcas del Estado de cientos de millones de dólares que estaban programados para 2015.

En el primer año de operaciones del canal ampliado, por donde podrán pasar buques de 12.000 contenedores -el triple de la capacidad actual- se calcula que el ingreso será de 300 millones de dólares adicionales a los cerca de 1.000 millones que actualmente aporta la vía al Tesoro.

La ampliación debía concluirse este año, pero por diversos motivos no será hasta 2015 que se terminarán las obras, para comenzar operaciones en el primer trimestre de 2016.

"El problema de Varela será la gobernabilidad. Tiene las arcas vacias, hay luchas pendientes de distintos gremios y las obras del Canal están atrasadas, por lo que la plata que se calculaba no entrará y eso también va afectar la gobernabilidad", dijo a la AFP el analista de mercado Jaime Porcell.

Para el politólogo Carlos Guevara-Mann, el retraso de la ampliación "podría afectar" el desempeño del nuevo gobierno, "sobre todo si se toma en cuenta el enorme endeudamiento que deja a la administración entrante el gobierno saliente".

Algunos cálculos estiman en hasta 25.000 millones de dólares la deuda panameña tras el paso de Martinelli por la Presidencia, a la que llegó con 11.000 millones de deuda.

Varela, quien gobernará por 5 años tras ganar las elecciones el pasado 4 de mayo, sustituye en el cargo a Martinelli, quien deja el poder con alta popularidad pese a las denuncias de corrupción.

"Me comprometí a llevar adelante transformaciones profundas que de manera inmediata requiere nuestro país", aseguró recientemente Varela, aunque los analistas consideran que los cambios serán más de forma que de contenido.

Varela prometió un gobierno de "diálogo y unidad nacional" para mantener el crecimiento económico, reducir la inflación de 4% en 2013, combatir la inseguridad y fortalecer la democracia.

"Varela tiene que enderezar lo que Martinelli dejó enredado y terminar de cumplir con las promesas incumplidas de otros gobiernos" de bajar el precio de la canasta básica, controlar el crimen y castigar la corrupción, dijo a la AFP el abogado y analista político Mario Rognoni.