21 febrero, 2016
La vida útil de una luminaria LED puede ser hasta 35 veces mayor que la de un bombillo tradicional.
La vida útil de una luminaria LED puede ser hasta 35 veces mayor que la de un bombillo tradicional.

Una de las mayores preocupaciones en los hogares es mantener una iluminación lo más funcional posible y que no represente una carga económica demasiado elevada.

Por eso, si usted está pensando en hacer cambios en el sistema eléctrico de su casa, la iluminación tipo LED (diodos emisores de luz, por sus siglas en inglés) es una opción que podría ahorrarle dinero.

Ventajas

El principal beneficio radica en que las luminarias LED transforman en luz el 90 % de la energía que consumen, mientras que otros sistemas solo convierten aproximadamente un 17 % de la energía. El resto pasa a ser calor.

Las luminarias LED tienen muchas otras ventajas: son reciclables, no contienen compuestos dañinos para el ambiente y se consiguen en variedad de diseños y colores, por lo que hacen más atractiva la decoración del hogar.

Menos consumo, más vida útil

Según la Guía para ahorrar electricidad en el hogar, de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ, por sus siglas en alemán) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), sustituir los bombillos incandescentes tradicionales por fluorescentes compactos de bajo consumo en un mismo nivel de iluminación permite ahorrar hasta un 80 % de electricidad. Además, los fluorescentes duran ocho veces más.

Si bien se considera que el costo de las lámparas LED es un poco más elevado que el de las tradicionales, hay que tomar en cuenta que su vida útil es hasta 35 veces mayor. Según el tipo de luminaria, la vida útil puede variar entre 30.000 y 50.000 horas.

La forma en que se proyecta la luz en el espacio es otro de los puntos destacados de este tipo de iluminación. "Dependiendo de las características de estos lentes, se puede tener una mejor distribución de la luz tanto en interiores como en exteriores", menciona el ingeniero Francisco Javier Vargas en su informe Estado del arte de la domótica en el 2012 y sus avances en iluminación LED y alarmas inteligentes.

Los productos fabricados mediante tecnología LED producen menos basura –que termina en los vertederos– y menos contaminación por dióxido de carbono, lo que genera un menor impacto en el calentamiento global.

Las presentaciones comerciales de estos artículos incluyen lámparas para aplicaciones residenciales –utilizadas en bombillos de rosca–, tubos fluorescentes y lámparas de alumbrado público.

Etiquetado como: