Exoficila es acusado de haber organizado, planificado y dirigido operaciones destinadas a eliminar a diez detenidos cuando dirigía la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, entre julio de 2004 y marzo de 2007

 15 mayo, 2014
El suizo-guatemalteco fue inculpado el 10 de enero por la justicia de Ginebra por haber planificado, ordenado y cometido el asesinato de 10 detenidos en Guatemala.
El suizo-guatemalteco fue inculpado el 10 de enero por la justicia de Ginebra por haber planificado, ordenado y cometido el asesinato de 10 detenidos en Guatemala.

Ginebra

El juicio oral del exjefe de la policía de Guatemala Erwin Sperisen, de nacionalidad suiza y guatemalteca y acusado de haber planificado o participado en el "asesinato" de 10 detenidos, se abrió el jueves ante un tribunal de Ginebra.

Los debates, abiertos al público, durarán cerca de tres semanas.

El fiscal Yves Bertossa, acusa a Sperisen de haber organizado, planificado y dirigido operaciones destinadas a eliminar a diez detenidos cuando dirigía la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, entre julio de 2004 y marzo de 2007.

Sperisen niega las acusaciones de la justicia ginebrina y de la parte demandante, la guatemalteca María Del Socorro Vásquez, madre de Carlos René Barrientos, una de las presuntas víctimas del ex jerarca policial.

El interrogatorio de Sperisen, 43 años, por parte del tribunal está previsto para la tarde.

Las autoridades guatemaltecas reclaman a Sperisen por su papel en las ejecuciones extrajudiciales, pero Guatemala no pidió la extradicción porque Suiza no extradita a sus ciudadanos.

Sperisen, cuyo abuelo paterno suizo emigró a Guatemala, es juzgado en Suiza en virtud de que el Código Penal habilita a las autoridades locales a investigar crímenes cometidos en el extranjero por ciudadanos helvéticos.

Los hechos que se le reprochan son el asesinato el 25 de septiembre de 2006, de siete detenidos de la prisión de Pavón, cercana a la capital de Guatemala, entre ellos uno por mano propia, con el agravante de que habría alterado la escena de los crímenes, con el fin de simular un enfrentamiento entre la policía y los presos.

A estos se suman otros tres homicidios de fugados del centro penitenciario "El Infiernito" el 22 de octubre de 2005, en el Departamento de Escuintla.

El acta de acusación indica que Erwin Sperisen tenía por superior jerárquico a Carlos Vielmann, entonces ministro del Interior, y bajo su mando a Javier Figueroa, subdirector de la PNC, a Victor Soto, jefe de la División de investigaciones criminales de la PNC, y a los hermanos José Luis y Henry Danilo Benitez Barrios, consejeros de seguridad.

Ellos también habrían participado en el plan "Pavo Real", como se llamó a la intervención en la cárcel de Pavón, causando siete muertes.

Agrega que se denominó plan "Gavilán" a la búsqueda, captura y eliminación de tres de los 19 detenidos que escaparan de "El Infiernito" el 22 de octubre de 2005.

Las alegaciones contra Sperisen fueron nutridas por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un órgano de la ONU que trabaja de manera conjunta con el Estado guatemalteco.

Sperisen fue detenido el 31 de agosto de 2012 en Ginebra, en el domicilio de su padre, representante de Guatemala ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), tras dimitir de su puesto en marzo de 2007, dos semanas después del asesinato de tres parlamentarios salvadoreños.

Carlos Vielmann, exministro del interior y superior de Sperisen en el momento de los hechos durante el gobierno que presidiera Oscar Berger y de nacionalidad guatelmateca y española, ha sido procesado por los mismos hechos en España y espera su juicio.

Javier Figueroa, entonces subordinado de Sperisen, fue juzgado y absuelto en Austria en octubre de 2013.

La vista oral de Sperisen tiene lugar en el Tribunal Criminal de Ginebra , compuesto por siete magistrados, instancia facultada para aplicar penas mayores a los diez años de prisión.

El tribunal recibió el expediente en enero de 2014, una vez concluida la instrucción del sumario, tras escuchar a 14 testigos que viajaron desde Francia, Guatemala y España, y haber recogido el resultado de varias comisiones rogatorias enviadas a Austria, España y Guatemala.

A partir de la semana próxima comparecerán 18 testigos. El juicio debe en principio culminar el próximo 6 de junio, cuando se anuncie el fallo.

Según la ONG suiza Trial, que lucha contra la impunidad en el mundo, Sperisen podría ser condenado a prisión perpetua.

Etiquetado como: