Mozambiqueños elegirán mandatario y diputados para los próximos cinco años

 15 octubre, 2014
En la gráfica, aparece en un cartel gigante el candidato Felipe Nyusi, representante al partido Frelimo, que gobierna desde la independencia de 1975.
En la gráfica, aparece en un cartel gigante el candidato Felipe Nyusi, representante al partido Frelimo, que gobierna desde la independencia de 1975.

Los mozambiqueños empezaron a votar este miércoles para elegir a su presidente y diputados para los próximos cinco años, en un contexto de bonanza económica en este país del sureste de África.

Las urnas abrieron a las 7 a. m., hora local, para los 11 millones de electores.

El Frelimo, partido en el poder desde la independencia de Portugal en 1975, es considerado favorito, y los observadores prevén que su candidato, el exministro de Defensa Filipe Nyusi, sea el próximo jefe de Estado.

En este país en pleno "boom" económico, pero donde la violencia política sigue presente, la campaña electoral se desarrolló sin incidentes mayores.

El domingo, no obstante, enfrentamientos entre partidarios del partido en el poder y la Renamo, exguerrilla y principal partido opositor, dejaron 27 heridos en el norte del país.

Aunque Nyusi es el favorito, su victoria podría ser menos aplastante que en 2009, cuando el presidente saliente Armando Guebuza, apodado "Señor Gue-Business", fue reelegido con 75% de los votos. Los analistas prevén que Nyusi obtenga alrededor de 60%.

Nyusi, de 55 años, no participó en la lucha de independencia de la antigua colonia portuguesa, contrariamente a los presidentes anteriores.

Mozambique, rico en carbón y en gigantescas reservas de gas, es también uno de los países más pobres del mundo. La gran mayoría de sus 25 millones de habitantes vive en la pobreza, dependientes de los magros recursos de la agricultura, mientras los nuevos ricos se costean alquileres cada vez más onerosos en la capital, Maputo.

La segunda fuerza política del país es la Renamo, cuyo líder histórico, Afonso Dhlakama, se presenta por quinta vez a las presidenciales.

Dhlakama, que se presenta como el portavoz de los pobres, cala entre los jóvenes, seducidos por su discurso anti-Frelimo. El partido gobernante, convertido al capitalismo, es acusado de monopolizar el poder y los negocios, teñidos de corrupción.

Las elecciones tienen lugar tras dos años de tensiones entre el partido-Estado y la Renamo.

Dhlakama volvió a la lucha armada a fines de 2012. Enfrentamientos con las fuerzas del orden dejaron decenas de muertos, haciendo resurgir el espectro de la guerra civil (1975-1992), hasta que el líder de la Renamo firmó in extremis un acuerdo de alto el fuego a principios de septiembre.

En los comicios, el opositor Movimiento Democrático de Mozambique (MDM) podría registrar de su lado una fuerte progresión tras los buenos resultados obtenidos en las municipales de 2013. Su candidato, Daviz Simango, es el nuevo alcalde de Beira, segunda ciudad del país.

El MDM obtuvo en 2013 41% de los votos en Maputo, mientras que sólo cuenta con ocho escaños en el parlamento saliente, frente a 191 para el Frelimo y 51 para la Renamo.

Los resultados oficiales son esperados 15 días después del voto.