6 septiembre, 2016

La Paz, México

El huracán Newton avanza la noche de este martes sobre la península mexicana de Baja California (noroeste) con rumbo al Golfo de California, dejando en su paso dos muertos, tres desaparecidos y daños materiales menores.

Newton tocó tierra la madrugada del este martes cerca del balneario de Los Cabos con vientos de 150 kilómetros por hora, desplazándose principalmente por zonas deshabitadas. Sin embargo hubo quien ignoró la veda a la navegación de embarcaciones ligeras.

El fuerte oleaje provocó en Cabo Pulmo el naufragio de un barco camaronero, en el que dos personas murieron y tres más desaparecieron.

El huracán Newton azotó, la mañana de este martes, la zona turística de Los Cabos, en Baja California, México.
El huracán Newton azotó, la mañana de este martes, la zona turística de Los Cabos, en Baja California, México.

"No atendieron a las indicaciones de seguridad, que estuvimos emitiendo constantemente", expresó el director Municipal de Protección Civil en Los Cabos, Marco Antonio Vázquez.

Salvo estos dos incidentes sólo se presentaron daños materiales menores. "Esta tarde se tendrá un recuento de daños más detallado, que nos permitirá poner en marcha la etapa de recuperación", informó el presidente Enrique Peña Nieto en su cuenta de Twitter.

En Los Cabos se encontraban de vacaciones unos 14.000 turistas que no corrieron riesgo porque la mayoría de los hoteles cuentan con sus propios refugios, comentó a la AFP a su vez el director de Protección Civil de esa localidad, Marco Antonio Vázquez.

Unos 1.500 pobladores acudieron a los refugios temporales, pero muchos de ellos regresaron después a sus casas.

En lo que se refiere a su paso por tierra, el huracán se dirigió sobre todo "por zonas rurales, deshabitadas, gracias a esto tenemos saldo blanco", indicó, Vázquez.

Horas antes de que Newton tocara tierra se suspendieron los suministros de luz y agua, pero la tarde de este martes "un gran porcentaje, por arriba del 50%" ya se había restablecido", indicó el funcionario.

Sin embargo, las clases de todos los niveles continúan suspendidas desde este lunes.

Newton, un huracán categoría 1 de las 5 de la escala Saffir-Simpson, golpeó la Península de Baja California dos años después del azote del ciclón Odile, que dejó seis muertos y 1.000 millones de dólares en daños tras alcanzar categoría 4.

La policía de Baja California Sur desplegó 300 agentes para evitar rapiñas contra comercios como ocurrió en 2014 con Odile. Sin embargo, en Los Cabos se reportaron intentos de robo en dos comercios y cinco detenidos.