Disturbios se iniciaron cuando cientos de manifestantes salieron a las calles de la población de Kishtwar coreando lemas en favor de la independencia cachemir

 10 agosto, 2013

Nueva Delhi (EFE).

En la región se vivie un conflicto territorial.
En la región se vivie un conflicto territorial.

Las autoridades indias decretaron el sábado el toque de queda por segundo día consecutivo en una localidad de Cachemira, donde el viernes se produjeron disturbios independentistas que causaron al menos dos muertos.

Los disturbios se iniciaron cuando cientos de manifestantes salieron a las calles de la población de Kishtwar coreando lemas en favor de la independencia cachemir y se enfrentaron a grupos opuestos a la secesión, precisaron medios locales.

Una persona murió el viernes en los enfrentamientos y la otra falleció hoy tras las heridas que sufrió durante los disturbios, que causaron asimismo, más de medio centenar de heridos y en los que se quemaron automóviles y mobiliario público.

Portavoces militares indicaron a la agencia local IANS que el Ejército patrulla por la localidad, donde prosigue la tensión.

La marcha independentista coincidió con el Eid al Fitr, la fiesta con que los musulmanes celebran el fin del mes sagrado del Ramadán.

Cachemira es la única región india de mayoría islámica pese a que Gran Bretaña llevó a cabo en 1947 la partición del subcontinente con criterios religiosos para que las áreas mayoritariamente hindúes integraran la India, y las zonas musulmanas el vecino Pakistán.

Ambos países han librado desde entonces tres guerras en disputa por la soberanía de la región, dividida por la conocida Línea de Control, que separa las zonas bajo autoridad de cada uno de ellos y en la que son frecuentes los incidentes armados fronterizos.

Cinco soldados indios y un civil paquistaní murieron en la última de esas escaladas, registrada a principios de esta semana.