El vehículo del cardenal argentino Jorge María Mejía habría sido utilizado por dos hombres para transportar cocaína y marihuana

 16 septiembre, 2014

París

La policía francesa retuvo a un coche con matrícula diplomática del Vaticano, propiedad del cardenal argentino Jorge María Mejía, cargado con droga procedente de España y en el que iban dos hombres que dijeron que tenían el vehículo para revisarlo, reveló hoy la emisora de radio “RTL” .

Los agentes que detuvieron el coche en un control de carretera en Chambéry, cerca de la frontera italiana, encontraron cuatro kilos de cocaína y 150 gramos de marihuana, explica “RTL” en su página internet.

Los dos ocupantes, de nacionalidad italiana con 30 y 41 años respectivamente, afirmaron que la droga no era suya y que eran simples chóferes.

Ni la Policía Judicial francesa ni la Fiscalía de Chambéry, encargada del caso, quisieron hoy hacer declaraciones sobre estos hechos.

Por su parte, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo hoy que no hay relación entre el personal de la Santa Sede y la detención del vehículo.

Según Lombardi, el cardenal Mejía, bibliotecario y archivero emérito del Vaticano de 91 años, “está gravemente enfermo” tras un infarto que sufrió en Roma y fue su secretario quien entregó el coche con matrícula diplomática del Vaticano a un amigo para que pasase la revisión técnica, explicó el portavoz.