7 marzo, 2015

Kuala Lumpur

Este domingo se cumple un año de la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines durante un viaje de Kuala Lumpur a Beijing.

Si la gran campaña de búsqueda sigue sin dar resultado a finales de mayo, los tres países que lideran la misión en el sur del Océano Índico darán con un nuevo plan, dijo este sábado el ministro malasio de Transportes.

El ministro Liow Tiong mantiene un prudente optimismo de que el Boeing 777 se encuentre en la zona de búsqueda submarina, comentó a un selecto grupo de periodistas extranjeros.

No se ha encontrado rastro del avión pese a la intensa búsqueda emprendida tras su desaparición el 8 de marzo del 2014, en su ruta de Kuala Lumpur a Beijing. El gobierno malasio declaró oficialmente el 29 de enero que el avión había sufrido un accidente, y dio por muertas a las 239 personas que iba a bordo.

"Para final de mayo, si todavía no logramos encontrar el avión, entonces tendremos que volver a la mesa de trabajo", dijo Liow en la entrevista.

Cuando se le preguntó si Malasia suspendería la búsqueda si no había nuevas pistas para el final de mayo, cuando suele comenzar el mal tiempo en la zona, Liow respondió: "Es demasiado pronto para anticipar nada".

El funcionario agregó que el gobierno seguiría confiando en el grupo de expertos que dirige la operación.

"Seguimos la orientación del equipo de expertos. Soy prudentemente optimista de que debe estar en esta zona".

Esta imagen corresponde al 8 de abril del 2014, un mes después de la desaparición del vuelo 370 de Malaysia Airlines.
Esta imagen corresponde al 8 de abril del 2014, un mes después de la desaparición del vuelo 370 de Malaysia Airlines.

"Necesitamos direcciones, necesitamos planes, necesitamos revisar todos los datos que tengamos", afirmó.

Australia, Malasia y China tenían previsto reunirse el mes que viene para abordar las tareas de búsqueda, señaló el ministro.

Los barcos que buscan los restos del avión han revisado por ahora más del 40% de los 60.000 kilómetros cuadrados (23.166 millas cuadradas) de la zona de lecho oceánico al oeste de Australia donde se ha centrado la búsqueda.

El último informe, recibido este viernes, indicó que el equipo de búsquedas había identificado 10 objetos duros que aún están por analizar.

Estos hallazgos, a menudo basura o contenedores de mercancías de buques que pasan por la zona, son habituales y por ahora no se ha encontrado ni rastro del fuselaje.

El ministro australiano de Transportes, Warren Truss, dijo la semana pasada que si en mayo no se ha encontrado el avión, una posibilidad sería ampliar la búsqueda más allá de la zona actual.

"No puedo prometer que la búsqueda vaya a continuar con esta intensidad para siempre", comentó a su vez el primer ministro australiano, Tony Abbott.

Este sábado se presentará ante el gobierno malasio un informe interno sobre la investigación, cumpliendo con las regulaciones internacionales de aviación civil. El texto se hará público el domingo, indicó Lai, sin hacer comentarios sobre el contenido del texto.

El ministro sí enumeró algunos cambios aprobados en el año desde el desastre, como planes para mejorar el sistema de radares y seguir el ritmo al aumento del tráfico aéreo y un nuevo sistema de rastreo para los vuelos de Malaysia Airlines que envía datos de la nave cada 15 minutos, en lugar de los 30 o 40 anteriores.

infografia