Manifestaciones contra plan minero ya deja cuatro muertos

 22 mayo, 2015
Pantalla completa Reproducir
1 de 5

Lima.

El gobierno de Perú declaró este viernes el estado de emergencia en la provincia de Islay, en el sur del país, donde una violenta protesta contra el proyecto minero Tía María ya suma cuatro muertos en dos meses.

"El gobierno tomó la determinación de decretar el estado de emergencia en todos los distritos de la provincia de Islay y Mollendo (su capital) por un plazo de 60 días", manifestó el primer ministro Pedro Cateriano, lo que significa que las Fuerzas Armadas toman el control de la seguridad en la zona.

El jefe del gabinete aclaró que este régimen de excepción entra en vigencia este sábado, y serán las Fuerzas Armadas las que se encarguen del mantenimiento del orden público.

"Conforme la Constitución, se suspenden las libertades personales referidas a la inviolabilidad de domicilio, la libertad de tránsito y la libertad de reunión", agregó, y aseguró que el gobierno hará valer su cumplimiento, si necesario, para resguardar la seguridad.

El viernes, un nuevo enfrentamiento entre manifestantes y la policía en la provincia de Islay dejaron un muerto, según fuentes médicas. Es el cuarto fallecido desde que estallaron hace 60 días las protestas contra el proyecto cuprífero Tía María.

Las protestas contra este proyecto de 1.400 millones de dólares habían amainado en la última semana desde que la minera Southern Peru -filial de la mexicana Southern Copper- anunció una pausa por 60 días del proyecto para buscar entendimientos, tras un llamado del presidente peruano Ollanta Humala a buscar el diálogo.

Pobladores de Islay temen que el proyecto minero, que aún no empieza a construirse, afecte su agricultura y su medio ambiente. No obstante, en medio de las protestas se ha denunciado penalmente a un dirigente, por supuestamente haber pedido dinero para poner fin a las manifestaciones.

"Desde que se iniciaron los incidentes en Arequipa por el caso Tía María, el gobierno del presidente Humala ha hecho todos los esfuerzos para que todo se resuelva con el diálogo", agregó Cateriano, quien lamentó que se hayan reiniciado los choques con la policía.

Nuevo roce. Un nuevo enfrentamiento entre la Policía y los manifestantes dejó este viernes Un muerto y cuatro heridos.

La víctima es un hombre de 55 años, que murió aparentemente por un impacto de bala en el tórax, después de participar en un choque en la zona del puente Pampa Blanca, en el distrito de Cocachacra, según medios locales.

"El fallecido ya está en poder de la Fiscalía y del médico legista, quien tendrá que dar el diagnóstico definitivo (sobre los motivos de su muerte)", declaró a RPP Noticias el director de la Red de Salud de la ciudad de Mollendo, Walter Vera.

Respecto a los heridos, Vera indicó que "los cuatro pacientes no quieren dar sus nombres", pero que tienen lesiones "en la cabeza, el brazo, y la cara".

Las protestas contra el proyecto cuprífero Tía María ya habían dejado tres muertos, uno de ellos policía, desde el inicio de los bloqueos y el paro indefinido lanzado por organizaciones civiles en marzo pasado.