14 octubre, 2014

Londres AFP. El Parlamento británico aprobó ayer una moción no vinculante y simbólica que reconoce al Estado palestino.

La moción pide al gobierno del conservador David Cameron “reconocer al Estado de Palestina” como “una contribución para asegurar una solución negociada” que desemboque en la convivencia de dos Estados.

El texto fue aprobado por 274 votos a favor y 12 en contra, en una sesión en la que estuvieron ausentes más de la mitad de los 650 diputados.

El debate en la Cámara de los Comunes despertó especial atención después de que Suecia provocase la ira de Tel Aviv por anunciar que reconocerá a Palestina.

Sin embargo, el Gobierno no está obligado a nada como resultado de la votación y el secretario de Estado para Oriente Medio, Tobias Ellwood, dijo en la sesión que el Estado palestino será reconocido en el momento apropiado.

Todavía no. “Las aspiraciones del pueblo palestino no podrán materializarse plenamente hasta que acabe la ocupación, y creemos que eso solo ocurrirá mediante negociaciones”, dijo Ellwood.

El gobierno de Cameron es partidario de la creación de un Estado palestino, pero como resultado de negociaciones amplias entre los palestinos e Israel.

“El Reino Unido reconocerá bilateralmente al Estado palestino cuando juzguemos que es el mejor momento para ayudar a asentar la paz”, agregó Ellwood.

El diputado de la oposición laborista Grahame Morris, instigador del debate y la moción, aseguró que el Reino Unido tiene una “responsabilidad moral” en la región por haber sido la potencia colonial.

“Está claro que las relaciones israelí-palestinas se encuentran en un callejón sin salida, igual que nuestra política exterior”, lamentó Morris.

“Hay que romper ambos atolladeros (...). Legitimando la solución de los dos Estados, los diputados tendrán la posibilidad de convertir sus palabras en actos”, agregó.

La decisión del Parlamento se produce en un momento de ruptura de las negociaciones de paz y unos meses después de que Israel lanzase una ofensiva sobre la franja de Gaza que se saldó con la muerte de más de 2.000 palestinos.