Objetivo es acelerar las negociaciones y retomar los contactos con el grupo 5+1

 8 junio, 2014

TEHERAN. AFP. Irán llevará a cabo la próxima semana unas conversaciones sin precedentes sobre su programa nuclear con Estados Unidos y Rusia, con el objetivo de acelerar las negociaciones nucleares con el grupo 5+1 para llegar a un acuerdo rápido.

El Ministerio iraní de Relaciones Exteriores anunció un encuentro con EE.UU . el 9 y 10 de junio en Ginebra, seguido de otro con Rusia el 11 y 12 de junio en Roma.

Washington confirmó el encuentro de Ginebra y precisó que la delegación estadounidense estará encabezada por el subsecretario de Estado, William Burns.

“Estas consultas serán una buena ocasión para avanzar en las negociaciones”, declaró un alto responsable estadounidense.

Hasan Ruhaní tiene una política más abierta hacia Occidente. | ARCHIVO
Hasan Ruhaní tiene una política más abierta hacia Occidente. | ARCHIVO

Irán y EE.UU., luego de décadas de hostilidad, iniciaron un proceso de acercamiento político después de la elección del moderado Hasán Ruhaní como presidente iraní en junio del 2013.

A pesar de este acercamiento, el guía supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, criticó de nuevo a principios de semana a EE.UU., al que calificó de arrogante mundial y de creador de problemas.

Negociación. Los próximos encuentros bilaterales son los primeros que realiza Teherán fuera del marco de negociaciones del grupo 5+1, el cual está conformado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania.

“Las próximas negociaciones con Estados Unidos y Rusia buscan preparar la reanudación del diálogo con este grupo de grandes potencias en Viena el 16 de junio”, precisó el ministerio iraní.

Los diplomáticos iraníes preparan otras conversaciones bilaterales con otros miembros del grupo 5+1, según la misma fuente.

El objetivo de las conversaciones es preparar, antes de la fecha límite del 20 de julio, un acuerdo global que garantice el carácter pacífico del programa nuclear iraní y levante las sanciones internacionales impuestas a Irán.

En caso contrario, las negociaciones podrían prolongarse durante seis meses, como prevé el acuerdo provisional cerrado en Ginebra en noviembre del 2013.

Con base en este acuerdo, que entró en vigor en enero, Irán congeló una parte de sus actividades nucleares a cambio de un levantamiento parcial de las sanciones económicas occidentales.

Irán y el grupo 5+1 llevaron a cabo varias rondas de discusiones políticas y técnicas desde enero para poner fin a diez años de crisis sobre la cuestión nuclear.

La última ronda política que se llevó a cabo en mayo en Viena se cerró sin resultados .

Irán instó entonces a los países occidentales a no ceder a las presiones de terceros países, en referencia a Israel , que se muestra reacio a un eventual acuerdo que permita a Teherán mantener su programa de enriquecimiento de uranio.

Etiquetado como: